Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Familias que recurrieron la reorganización de escuelas infantiles navarras aceptan la sentencia pero muestran desánimo

Las familias que recurrieron por la vía judicial la reorganización de las Escuelas Infantiles Municipales de Pamplona han manifestado que "aceptan" la decisión de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de levantar la suspensión cautelar de dicha reorganización, si bien han señalado que les produce "desánimo y frustración".
Las familias que recurrieron por la vía judicial la
reorganización de las Escuelas Infantiles Municipales de Pamplona han manifestado que "aceptan" la decisión de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de levantar la suspensión cautelar de dicha
reorganización, si bien han señalado que les produce "desánimo y frustración".
Para las familias denunciantes, "la resolución tiene consecuencias muy negativas para el interés general" ya que "la actuación del Ayuntamiento crea un precedente muy grave de política de hechos consumados (más propios de estados totalitarios de este siglo o anteriores, tal como hemos visto en Crimea y el Donbás, y otrora en Austria o los Sudetes) que el juez no se ha atrevido a desautorizar".
A su juicio, "esta política se utiliza para desmantelar la educación de nuestros hijos en su más tierna infancia". "Si bien se hace con el fin de adaptar la oferta lingüística a la demanda
(medida sin rigor), el resultado es la destrucción de equipos consolidados de profesionales que habían conseguido un grado de calidad en educación pública que otros tratan de replicar", han criticado.
Según esta familias, "sentado este precedente, nada puede impedir que el próximo gobierno municipal o foral, ya sea de la actual oposición o de otros partidos aún por aparecer, adoptase medidas
similares en sentido contrario". "Y es que así de fácil de destruir es una construcción tan frágil como la educación de calidad", han manifestado.
Han indicado que "lamentablemente a nuestro Ayuntamiento no
le importa nuestro futuro como sociedad sino tan solo quizá los próximos resultados electorales". "Mientras tanto agita a sus votantes naturales enfrentando a las familias que tratamos defender los derechos de nuestros hijos con aquellas que desean legítimamente escolarizar a los suyos en euskera", han expuesto.
Esta familias han señalado que siguen "convencidos" de "la justicia de nuestra causa y mantendremos nuestra demanda para tratar de que esta situación no vuelva a afectar a otras familias".