Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Feijóo proclama que es "un mal día para Europa", que pide "centrar" frente a "propuestas radicales y populistas"

"Hoy es un mal día para Europa". Así ha evaluado el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, la victoria en el Reino Unido de la postura favorable a abandonar la Unión Europea (UE), al tiempo que ha llamado a "centrar" Europa y a no "dejarse llevar por propuestas radicales y populistas", que ha ligado con partidos de "extrema derecha" y también de "extrema izquierda".
En declaraciones a los medios, en el marco de la última jornada de campaña antes de las elecciones generales del domingo, el presidente ha pedido "reflexionar" acerca de las "causas" que han llevado a los británicos a apostar por la salida "de un proyecto común", la UE, y de "tener un espacio para que las personas puedan circular libremente, un espacio de libertades y bienestar".
Además de "analizar las causas", antes de entrar en la reunión con interventores y apoderados de Ferrol, ha apelado al trabajo conjunto de las instituciones, para "unir aún más" a la Unión Europea, y compartir "aún más" las políticas económicas, sociales y monetarias.
A su juicio, "la Unión tiene que ser más Unión a partir de ahora", después de la adopción de una decisión "muy difícil de entender, probablemente porque hay políticos que no están ejerciendo con responsabilidad sus importantísimas obligaciones".
"EXTREMOS"
En su análisis, Feijóo ha advertido de los efectos de las posturas de "extremos" en Europa. "Estamos viendo como la extrema derecha y la extrema izquierda, en definitiva, el populismo, causa una opinión en la sociedad y eso provoca daños y malas noticias", ha reflexionado.
Ante ello, se ha reafirmado en que los políticos tienen que actuar "con responsabilidad", ya que Europa es "un buen proyecto" que "muchísimos primeros ministros de los países de la Unión hicieron un buen trabajo para unir".
También ha apelado a "reflexionar" sobre "las cosas que se hicieron mal" e "insistir en las que se hacen bien en la UE". A partir de ahí, ha recordado que "los tratados fijan hasta dos años para ir desconectando y ver cómo se puede articular un plan B para ver como los británicos siguen teniendo una relación con el resto de los europeos".
"CENTRAR" EUROPA
El líder del PP gallego ha incidido en la necesidad de unirse "más" y solventar "algunos problemas sociales" que conllevó la crisis, para "enviar el mensaje" de que se continuará "trabajando por la UE", la economía comunitaria de la zona euro y por los "derechos sociales" que debe preservar una Europa que tiene que "seguir siendo un espacio de libertades y de bienestar".
Hacerlo requiere, a su entender, "trabajo y tarea", ya que es preciso "centrar" Europa y no "dejarse llevar por las propuestas radicales y populistas".
"Acabamos de escuchar la propuesta de la extrema derecha francesa, los comentarios en Holanda y Austria... Hay mucha tarea por delante, pero, a pesar de que hoy no es un buen día, hay que insistir en que la política es responsabilidad, explicar bien las cosas a los ciudadanos, analizar las causas cuando algo falla, como el referéndum británico, y seguir por el buen camino de los derechos y libertades", ha zanjado.