Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Feijóo insta al próximo Gobierno a promover "un gran acuerdo" con CC.AA y Femp para tomar "decisiones" ante la crisis

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha abogado por que el Ejecutivo que salga de las urnas el próximo 20 de noviembre promueva "un gran acuerdo nacional" con los gobiernos de las comunidades autónomas y los de los ayuntamientos --a través de la Federación Española de Municipios y Provincias (Femp)-- para "asumir la realidad" y adoptar "decisiones" para combatir la crisis económica.
Durante una conferencia en la Tribuna Galicia de Nueva Economía Fórum, el presidente ha apostado por sustituir la "confrontación permanente", así como el gobierno "a golpe de decreto ley improvisado, contradicciones y superficialidad", por el consenso. Por ello, ha insistido en la necesidad de fraguar "un gran acuerdo institucional y político".
"Un Gobierno en solitario puede intentar paliar las consecuencias de la crisis económica, pero precisa de todos los demás para lograr una estrategia de país que nos permita afrontar el futuro con más opciones de éxito que hasta ahora", ha reivindicado el máximo mandatario autonómico.
Así, aunque ha admitido que "poco tiene que ver" en el contenido y en la dimensión, Núñez Feijóo ha apelado a aprender para tiempos futuros la "lección" de los últimos días con respecto a la banda terrorista ETA, que resumió en que "la unidad de los demócratas, siempre va a permitir ganar".
Lejos de la política de "sobreactuación y sobrecargo" acompañada de "incertidumbre" que, a su juicio, "explica" la situación que vive España, ha garantizado el compromiso de la Xunta de seguir trabajando "con verdad y con certezas", puesto que ahí está, ha defendido, "el principal valor" que permitirá "encaminarse" hacia la "recuperación económica".
CONTENCIÓN DEL GASTO CORRIENTE
En este escenario, ha querido "poner en valor" el esfuerzo de presentar un presupuesto "estable" para 2012 mientras otras autonomías anuncian "drásticos ajustes". Unas cuentas asentadas, ha reiterado, en la "austeridad" y en una gestión "más eficiente", único camino para "sobreponerse" al hecho de contar en 2012 con una capacidad de gasto "en niveles de 2006" y con ingresos "similares a los de 2004".
Y es que, a su juicio, "no parece razonable" que un Gobierno, "a sabiendas", presente un presupuesto "inflado" en sus ingresos y en sus expectativas económicas por el hecho de "estar al final de una legislatura y con la seguridad de que será el próximo Gobierno el que se haga responsable".
"No es necesario gastar más, sino gastar mejor", ha sentenciado, para concretar que, desde que tomó las riendas de la Xunta, se ha logrado "contener" el gasto corriente "en más de 750 millones de euros", una cantidad equivalente al presupuesto de un año de las Consejerías de Medio Ambiente y Economía; o equivalente a tres veces el presupuesto de Vigo; o bien lo equivalente al 1,3 por ciento del PIB gallego.
DEUDA Y PAGO APLAZADO
Gracias a este ejercicio de "priorización", Núñez Feijóo ha destacado que se logró conseguir dos objetivos "inamovibles" para su Gobierno como son "blindar la solvencia" de la hacienda autonómica y lograr que, "por vez primera", la deuda esté "por debajo de la media nacional". También se garantiza, ha añadido, el "blindaje" de las prestaciones esenciales y se "mantiene" el esfuerzo inversor.
Aunque no está "satisfecho" por la deuda contraída por la Comunidad, ha explicado que es 1,2 puntos inferior a la media de las autonomías y ha manifestado que la ley de techo de gasto, en cuya aplicación Galicia fue pionera, obliga a futuros gobiernos a que si hay un crecimiento del PIB se destine a amortizar la deuda.
En cuanto a la financiación de infraestructuras a través de la fórmula de colaboración público-privada, Núñez Feijóo ha remarcado que "la mayoría o como mínimo el 50 por ciento" del importe referente al pago aplazado procede de legislaturas anteriores.
Tras repasar los retos cumplidos y la reducción del gasto corriente, el presidente ha subrayado que esta situación "contrasta" con la de otras comunidades que constatan millones de euros en "facturas en el cajón" y de cerrar "alas enteras" de hospitales públicos.
Por último, preguntado por una eventual remodelación de gobierno o un adelanto electoral, Núñez Feijóo ha subrayado que ambas cuestiones son competencias "exclusivas" del presidente y que él "no ha dicho" ninguna de las dos cosas.