Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Feijóo aboga por un pacto de Estado con el PSOE y por "pedir responsabilidades personales" a Mas si convoca la consulta

Defiende que se evalúe aprobar la reforma electoral "con o sin apoyos" y promete "con carácter general" no gobernar donde no sea lista más votada Sería "simpatizante" de Podemos si quisiera "erradicar" los "errores" de otros partidos y no "plantear regímenes populistas autoritarios"
Defiende que se evalúe aprobar la reforma electoral "con o sin apoyos" y promete "con carácter general" no gobernar donde no sea lista más votada
Sería "simpatizante" de Podemos si quisiera "erradicar" los "errores" de otros partidos y no "plantear regímenes populistas autoritarios"
El presidente de la Xunta y líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, considera que la "inmensa mayoría" de los españoles exigen un pacto de Estado entre su partido y el PSOE para afrontar retos como el del soberanismo catalán, y asegura que apoyaría "pedir responsabilidades personales" al presidente de la Generalitat, Artur Mas, si finalmente decide convocar el referendo de la independencia previsto para noviembre.
"Apoyaría pedir responsabilidades a ese presidente que incumple la ley porque quienes incumplen la ley son las personas concretas, no un pueblo. Quien incumple es el que convoca o el que comete un acto ilegal, pero no se le puede pedir una responsabilidad personal a un pueblo completo", ha defendido el mandatario gallego, en una entrevista concedida a Europa Press.
"Si mañana resulta que yo convoco un referendo en Galicia, ¿hay que intervenir Galicia o a su presidente? Yo creo que habría que intervenir al presidente", ha continuado, al ser preguntado si respaldaría la vía de suspender la autonomía catalana de llegar a convocarse la consulta.
Tras la reunión del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y del líder del PSOE, Pedro Sánchez, en la que ambos dirigentes coincidieron en que este referendo es "ilegal", Feijóo ha incidido en que resulta "fundamental" que el PSOE "no se diluye".
Y es que, a su juicio, si se "diluye" el partido "mayoritario" de la oposición, "automáticamente" emergerá "una miscelánea de partidos, líderes, propuestas y principios" que harán que resulte "imposible" tener "un interlocutor". A renglón seguido, ha ejemplificado con que, ante un conflicto laboral, "lo mejor" es contar con un sindicato con el que poder negociar, convencido de que lo mismo ocurre en política.
"Cuando hay un problema en España, lo mejor es tener un partido con el que puedas negociar, porque si no, el problema es ese, que no haya partidos que tengan propuestas para el conjunto", ha advertido el presidente gallego, también escéptico con la reforma federalista que plantea el PSOE porque "España existe desde hace 500 años" y "no surge como consecuencia de entidades previas que se ponen de acuerdo para conformar una nación".
SOBRE PUJOL: "DESEARÍA QUE NO FUERA VERDAD"
En este escenario político, preguntado sobre la confesión del expresidente Jordi Pujol de que ocultó dinero en paraísos fiscales, cree que ha "convulsionado" a todos los españoles, al margen de que vivan o no en Cataluña.
"Cuando leí la noticia de la confesión, automáticamente me vino a la cabeza Manuel Fraga. Si en nuestro partido nos enterásemos de algo similar sobre Fraga, provocaría un cataclismo en nuestra forma de entender las cosas", ha señalado Feijóo, quien desearía que "todo lo que se ha publicado" sobre la fortuna oculta de Pujol "no sea verdad".
Para Feijóo, "sería muy bueno que no fuese verdad", porque si lo es, evidenciaría que "durante 30 años hubo unos señores que, bajo la palabra de Cataluña, estaban incrementando su poder y fortuna", un extremo que "no se merecen" ni Cataluña ni España.
LISTA MÁS VOTADA
Con las elecciones municipales del año próximo a la vista y preguntado sobre si en una coyuntura de contención económica debería Rajoy seguir el consejo de dirigentes que, como Rosa Díez (UPyD), le han pedido que adelante las generales y las haga coincidir para ahorrar, ha replicado que la decisión compete en exclusiva al presidente del Gobierno central.
"Lo que sí digo es que, que yo sepa, nunca coincidieron las elecciones municipales y autonómicas con las generales, pero esto es simplemente una crónica", ha matizado, antes de reafirmarse en que, "a partir de ahí", es a Rajoy a quien le toca adoptar una decisión.
Sobre lo que sí se ha pronunciado con claridad el presidente es en su deseo de que se reforme la ley electoral estatal para que gobierne la lista más votada y ha comprometido que, "con carácter general", el PP se ajustará en Galicia a este principio.
Es más, ha manifestado que, "con carácter general", en los municipios en los que los populares "perdieron" las elecciones "no están gobernando". Sobre las excepciones de alguna moción de censura registrada, ha matizado que los 'populares' cumplen "salvo en los supuestos donde hay candidaturas independientes de personas que o eran concejales del PP o procedían del PP".
Aunque no ha querido fijar una fecha máxima para que esté aprobado el texto y ha apostado porque su partido "hable" con la oposición, se ha mostrado partidario de que evalúe "la posibilidad de aprobar la reforma con o sin el apoyo de los grupos" en el caso de que no haya consenso.
A modo de argumento, ha señalado que los "principales" partidos que "gobernaron" España --ha citado a UCD, PP y PSOE-- defendieron en algún momento acometer esta reforma electoral, al tiempo que ha añadido que el PSOE, en este momento, parece cerrado en banda y ha dicho que no lo quiere aprobar "ni ahora ni nunca".
PODEMOS Y CORRUPCIÓN
Con una nueva cita electoral a las puertas y tras los resultados de Podemos en las elecciones europeas, ha asegurado que "respeta" a los ciudadanos que han apoyado este movimiento, a su entender "bastante más" de lo que dirigentes de esta organización, con Pablo Iglesias al frente, "respetan a quienes apoyaron al PP".
Así, al margen de pronósticos electorales, ha afirmado que lo que "más le preocupa" es si ese movimiento "no cree en la política democrática, en el Estado de Derecho, en la Constitución o en la Unión Europea".
Como base de sus temores, ha señalado a las "fuentes" de las que bebe la organización de Pablo Iglesias así como a su "financiación". Así, se ha mostrado convencido de que Podemos se ha aprovechado "de los problemas" que han sufrido otros partidos, afectados por cuestiones como la corrupción. "Ese es su principal alimento", ha aseverado.
No en vano, ha confesado que si Podemos, que se "alimenta" de "errores imperdonables" de otras formaciones, pretendiese "erradicarlos", él mismo sería "simpatizante" del movimiento. "Pero si lo que quiere es usar eso para plantear regímenes populistas autoritarios, entonces me preocupo", ha contrapuesto.
FINANCIACIÓN DE PARTIDOS: "GRAN TAREA" PENDIENTE
En cualquier caso, el líder del PP gallego ha admitido que los partidos tradicionales deben hacer "autocrítica", y tras los casos de corrupción que han afectado a su partido y a otros tanto en Galicia como en el conjunto estatal, con ejemplos como la 'Gürtel' o la 'Pokémon', ha reconocido que la financiación de los partidos es "una gran tarea pendiente".
Para afrontarla, ve dos vías de solución: "que se informe de los donativos de las empresas sin más límite que darlos a conocer o que se integre el presupuesto de la campaña dentro del gasto público y que se diga con exactitud previa qué dinero hay, en qué se puede gastar y que se acredite posteriormente cómo se gastó. Y que se sepa que están prohibidas las donaciones de cualquier empresa a un partido".
También se ha mostrado abierto a introducir "ajustes" para regular el paso de la actividad política a la empresa privada, aunque cree que lo primordial es "cumplir la ley" que regula la denominada 'puerta giratoria'. "Las personas que se dedican a la política tienen derecho a trabajar, si no tienen que vivir del sueldo público toda su vida", ha argumentado.
Por último, ha admitido que, a su entender, "cabe una reflexión" acerca de si es preciso que haya 2.000 políticos en España aforados. "Creo que cabe una reflexión al respecto de si un diputado de una Cámara que no tenga más responsabilidad que tener un acta ha de ser aforado automáticamente", ha zanjado.