Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Feijóo adelanta las elecciones en Galicia al 21 de octubre

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado que los gallegos serán llamados a las urnas del 21 de octubre, el mismo día que acudirán los vascos a votar, en un intento de favorecer la "estabilidad política" en España. Si bien ha revelado que este argumento "decantó definitivamente" su balanza, la importancia de que las cuentas sean elaboradas por el próximo Gobierno ha sido otro de los factores que pesaron en su decisión.

Es lo que ha dicho en su comparecencia posterior a la reunión extraordinaria del Consello de la Xunta, al que ha informado --en el último día posible para sumarse a la fecha decidida por el lehendakari, Patxi López-- del mayor adelanto de la historia de la autonomía gallega, de más de cuatro meses.
Sobre el primero de los motivos citados, el mandatario ha recordado que en 2011 reclamó que las elecciones generales y las municipales se celebrasen conjuntamente porque "no era bueno ese período de inestabilidad electoral y de permanente competencia partidaria en apenas seis meses". Ahora, por "responsabilidad y coherencia", ha juzgado conveniente asumir la fecha decretada por el lehendakari, Patxi López.
"Me parece razonable, tal y como está en este momento en cuestión el Estado de las Autonomías, no hacer dos convocatorias con una distancia de 130 días", ha profundizado, tras presentarse a sí mismo como "un defensor" del modelo territorial del Estado. En este sentido, ha puesto de manifiesto que separar los dos procesos sería enviar "un mensaje poco edificante a los ciudadanos", para admitir, a renglón seguido, que es "evidente" que la convocatoria de los comicios en Euskadi fue "decisiva" para él.
En cuanto a la segunda de las razones, Feijóo ha hecho hincapié en la importancia de "blindar la necesaria planificación económica" y evitar "dejar sujeto a la incertidumbre electoral" el presupuesto gallego. En este sentido, ha avanzado que ya trasladó a los líderes de la oposición una propuesta para reducir los plazos de constitución del Parlamento para que "el Gobierno salido de las urnas pueda presentar las cuentas de forma inmediata".
Primera promesa
"Por parte del PP", ha relevado que ha solicitado a tres conselleiros que elaboren los presupuestos del año próximo. "Uno de los compromisos electorales que anunciaré en su momento será la presentación de las cuentas en una fecha concreta", ha proclamado, para remarcar que, si sale reelegido presidente, "habrá presupuestos de forma inmediata". "Cuando celebremos las elecciones, estarán hechos", ha prometido.
"Galicia tiene ante sí nuevamente el reto de hacer unas cuentas públicas que nos permitan mantenernos como la comunidad con menos déficit y la más solvente de España", ha reivindicado, convencido de que "es importante para mantener la estabilidad" que el Gobierno que los elabore sea el que los ponga en marcha.