Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Feijóo advierte de que "improvisaciones pocas, y sobre el futuro de un país, ninguna"

La nueva norma para el urbanismo entra en vigor el sábado y el reglamento se prevé que esté listo este año, según el presidente
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha advertido de que "improvisaciones pocas, y sobre el futuro de un país, ninguna". Ha sido en su discurso durante la inauguración de una jornada técnica sobre la nueva ley del suelo de Galicia, que este sábado entrará en vigor.
Con esta frase ha hecho alusión al título de la jornada, 'El futuro de un país no se improvisa. Una nueva ley del suelo para Galicia', a cuyo comienzo ha evitado responder a los medios de comunicación sobre cuestiones de actualidad política, después de avanzar en una entrevista radiofónica que dirá "en los próximos días" si quiere repetir como candidato a la Xunta y tras no descartar dejar la política.
Feijóo ha pedido el "mayor esfuerzo de colaboración posible" a los profesionales que este lunes asisten al foro sobre la nueva ley en la Cidade da Cultura, entre otros, arquitectos, notarios, abogados y técnicos municipales.
Al respecto del nuevo texto legal, y sin hacer referencia a que fue necesario un cambio en su articulado con el objetivo de salvar las dificultades que generó en Vigo la anulación de su plan general de ordenación municipal, Feijóo ha reivindicado "llevar trabajando" en él "seis años", desde su llegada al Gobierno en 2009, y ha subrayado que tiene "vocación de permanencia" y que rechaza nacer "con un plazo de caducidad".
Ahora, ha lanzado la petición a los que les tocará aplicarla: "Si no somos capaces entre todos, no aprobaremos esta asignatura", ha enfatizado.
EL REGLAMENTO, A INFORMACIÓN PÚBLICA
Además, ha llamado la atención sobre que el Consello "ya tiene listo el visto y place" al reglamento, que en estos momentos se encuentra "a información pública", y ha resaltado que la intención es "tener la ley y el reglamento el mismo año".
Sobre él, ha explicado que es un "texto refundido de todos los reglamentos" para contar "en un único texto" con todas las normativas "con nivel de decreto que se necesitan para completar y ejecutar las previsiones de la ley".
Tras recordar las "bases" sobre las que se erige la nueva ley del suelo --las directrices de ordenación del territorio, el plan de ordenación del litoral y el catálogo y las directrices del paisaje, a los que sucederán el atlas del paisaje--, Feijóo ha destacado que su pretensión es favorecer un urbanismo "sostenible" y "respetuoso" con el medio.
FACHADAS INCONCLUSAS
Así, ha llamado a la protección del paisaje, como uno de "los patrimonios fundamentales del país", y ha solicitado "ayuda en este asunto", al afirmar que no cree "que sea muy complejo rematar por lo menos ópticamente las fachadas" que a lo largo de la comunidad "quedan inconclusas".
A este respecto, ha apelado a la "responsabilidad" de quien pide una licencia para que termine las fachadas, al considerar que "cuestión distinta" es si puede terminar "la totalidad de la obra interior", pero demandado actuar sobre un ámbito que "impacta" sobre el "patrimonio común".
En este sentido, ha rechazado poner "exigencias máximas de materiales", pero sí ha reclamado unas "mínimas de finalización desde el punto de vista pictórico paisajístico".
CONTENIDO DE LA LEY
Acerca de la norma, ha señalado que su pretensión es "blindar la autonomía municipal", pero compatibilizada con el hecho de "ofrecer facilidades" a ayuntamientos "sin capacidad económica y técnica".
En segundo lugar, ha apuntado a la "simplificación del proceso de tramitación", con la necesidad de "un único informe autonómico" y "entendiendo como positivo el silencio administrativo en tres meses". "Se tensiona al máximo a los departamentos que tienen que informar; tendrán que extremar y valorar cómo van a evacuar ese informe", ha valorado.
Por otra parte, se ha referido a la creación de "nuevas figuras" como el plan básico autonómico y los planes básicos municipales, para el "apoyo" a municipios de menos de 5.000 habitantes. Si uno de ellos solicita un plan básico municipal, existirá por parte de la Xunta la "obligación de hacerlo y presentarlo para aprobarlo", en la asunción de esa "corresponsabilidad".
Asimismo, ha aludido a las siete grandes ciudades, a las que se dispensará un "trato distinto" en la aprobación de sus planes generales, y también a la voluntad de "promover la recuperación de lo construido frente a la ejecución de nuevas estructuras".
DIFERENCIAS ENTRE JAPONESES Y LATINOS
En su intervención, el jefe del Ejecutivo autonómico ha agradecido la labor de quienes participaron en el proceso para elaborar la nueva ley, y, en concreto, ha citado al colegio de arquitectos de Galicia, del que se incorporaron, según ha dicho, ocho de cada 10 alegaciones que presentaron.
A continuación, ha reflexionado sobre que "dicen que los japoneses tardan 10 años en planificar y dos en ejecutar" un proyecto, mientras que los latinos dedican "un año en saber lo que van a hacer y 15 en ejecutar". Frente a estos datos, ha constatado llevar "seis años trabajando para ver si esta vez se acierta" en una ley "perdurable".
CONSELLEIRA
Previamente, la conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, había dado la bienvenida a los asistentes, ante los que ha remarcado la "renovación importante" que supondrá el texto legal, orientado a conseguir un "urbanismo sostenible y responsable".
En esta línea, ha hecho hincapié en un "compromiso que no solo afecta" al desarrollo socioeconómico y ambiental de la comunidad. "Estamos hablando de la identidad como gallegos", ha enfatizado.