Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Feijóo defiende "pedir perdón actuando" y dice que "no hay amigos ni enemigos" a efectos de "sumarios"

Insiste en el "correctísimo comportamiento" de la Xunta en el caso de los cursos y pide no confundir "a quienes denuncian con denunciados"
El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha insistido en que su Gobierno fue el que denunció el supuesto fraude de subvenciones en los cursos de formación que investiga la 'Operación Zeta', antes de reivindicar que, frente a la corrupción, "hay que pedir perdón actuando" y "denunciando" cualquier supuesta irregularidad de la que se tenga conocimiento.
Feijóo, quien en la pasada jornada reivindicó la actuación "impecable" de su Ejecutivo al llevar a la Fiscalía este supuesto fraude tras detectar irregularidades en una inspección interna y después de que dirigentes de su partido como el propio Mariano Rajoy o la madrileña Esperanza Aguirre hayan pedido "perdón" por los supuestos casos de corrupción, ha ido un paso más allá al explicitar su convicción de que "hay que pedir perdón", pero "actuando".
"Sin duda hay que pedir perdón, es mejor hacerlo que no pedirlo. Pero hay que pedir perdón actuando, denunciando los hechos", ha recalcado el presidente gallego, quien ha vuelto a comprometer una actitud "implacable" contra cualquier "corruptela o conducta irregular", al tiempo que ha pedido "no mezclar las cosas" y "confundir" a quienes "denuncian" con los "denunciados".
Tras la reunión semanal de su Ejecutivo, Feijóo ha subrayado que hay que acudir a la Justicia y adoptar medidas si es preciso, con el fin de que no haya "margen" para cometer irregularidades. También ha apelado a defender la democracia y la política porque "sólo desde la (propia) política se pueden resolver los problemas" que acucian hoy a esta actividad.
"No hay atajos", ha enfatizado, al tiempo que ha llamado a hacer "una reflexión" en relación a que la "mayoría" de irregularidades que han trascendido en diversos casos de corrupción ligados a uso fraudulento de dinero público o incumplimiento de la ley fiscal, por ejemplo, proceden de las propias inspecciones de las instituciones, extremo que ve "muy bueno" y "fundamental".
RELACIÓN CON 'PACHI' DE LUCAS
Al tiempo, en alusión a su relación personal con el empresario Francisco Ramón 'Pachi' de Lucas, quien figura en la 'Operación Zeta' como presunto conseguidor de la supuesta trama, ha advertido de que, "a efectos de sumarios", para él no hay "amigos ni enemigos".
"Entiendo que lo que los gallegos quieren saber y en lo que vamos a seguir insistiendo es en que, a efectos de sumarios, no hay amigos ni enemigos; me da igual quién esté o no esté, vamos a investigar igual. No hay diferenciación entre unos y otros, no hay distinción con las leyes", ha sentenciado.
Lo ha hecho en la rueda de prensa posterior al Consejo de la Xunta, en la que ha eludido aclarar qué grado de relación mantiene o mantenía con 'Pachi' de Lucas, sobre el que se le preguntó hasta en seis ocasiones.
Sí ha dado a entender que, por lo que le han "contado", la frase en la que se le señala a él como "clave" podría estar "manipulada", ya que en el sumario faltarían folios intermedios. En todo caso, ha garantizado que, aunque fuese de otro modo, no tiene "ninguna preocupación" al respecto.
"COMPORTAMIENTO CORRECTÍSIMO"
Y es que, si este miércoles había aludido a una "actuación impecable" de su Ejecutivo en la gestión del caso de los cursos de formación, el presidente ha vuelto a insistir en que está "muy satisfecho" con los pasos dados por la Administración autonómica y con su "comportamiento correctísimo".
"No se olvide de que fue la Xunta la que denunció. No confundamos a los que denuncian con los denunciados", ha pedido, para remarcar, en la línea de lo expuesto por la conselleira Beatriz Mato en el Parlamento, que el Gobierno autonómico actuó cuando "tuvo conocimiento" de las supuestas irregularidades.
Aunque ha asegurado que "por el momento" no duda de la "honorabilidad" del anterior Gobierno bipartito, sí que ha subrayado que éste no sólo no investigó, sino que concedió subvenciones a empresas ligadas a la supuesta trama, dejando incluso algunas "firmadas" ya en funciones.
En este sentido, ha confesado que le "sorprende" que los partidos que sustentaban dicho Ejecutivo tengan ahora "dudas" de la "única administración" que puso la situación "en conocimiento de la Fiscalía".