Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Feijóo ve "gravísimos" los "indicios de enriquecimiento" de Pujol y cree "sorprendente" la inacción de la Generalitat

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha considerado este viernes "gravísimo" todo lo "conocido hasta ahora" sobre la ocultación de patrimonio a Hacienda del exlíder de la Generalitat catalana Jordi Pujol, y ve "sorprendente" que esas cuentas opacas no fuesen advertidas por la Generalitat en más de 30 años. "La grandeza de la democracia es que todo se acaba sabiendo", ha comentado.
Preguntado por los periodistas sobre este caso en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, el mandatario gallego ha vuelto a expresar su "sorpresa, decepción e indignación", que, según ha dicho, comparte con "la inmensa mayoría de los ciudadanos".
Por ello, aún siendo consciente de que Pujol "tiene todo el derecho a la presunción de inocencia y a defenderse", ha opinado que "sería bueno para todos" poder "conocer con exactitud el contenido y alcance de estos gravísimos indicios de enriquecimiento y de amasar una fortuna importantísima".
"Espero y deseo que se aclare y que las informaciones que están saliendo no sean correctas", ha manifestado Feijóo, convencido de que lo contrario generaría "una decepción generalizada". "Vamos a ver exactamente de qué se trata, pero todo lo que hemos conocido hasta ahora es gravísimo", ha añadido.
"SORPRENDENTE"
A renglón seguido, sin dejar de urgir que se aclaren estas actuaciones "de forma inmediata", ha señalado que el código ético de la Xunta implica que "el simple hecho de tener una cuenta en un paraíso fiscal conlleva el cese".
En este punto, el mandatario autonómico ha juzgado "sorprendente" que Jordi Pujol mantuviese cuentas en este tipo de destinos "durante más de 30 años" sin que "fuesen advertidas por la propia Generalitat".