Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Feijóo recuerda que cuando llegó a la Xunta apostó por austeridad "cuando otros gastaban 1.200 euros por cada bebé"

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha recordado que cuando llegó a la Presidencia de la Comunidad Autónoma en 2009 su equipo "ya llevaba una administración más austera y control de gasto" en su programa, mientras que "otros" --en alusión al Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero-- "daban 1.200 euros por cada bebé, dando igual de quién fuera el bebé, si de un parado o de un acaudalado".
Así se ha expresado en su intervención durante la mesa redonda 'La nueva administración: más fácil, más ágil, más ahorro' en la XXI Interparlamentaria del PP, que se celebra desde este jueves en Guadalajara, y donde se han debatido los resultados de la reforma en las administraciones públicas puesta en marcha por el Gobierno de la nación.
En su alocución, Núñez Feijóo ha incidido en que con esta reforma llega "una nueva forma de hacer política", y el Gobierno del PP "ha respondido a un encargo de la ciudadanía en un momento de muchas dificultades".
"Recuerdo que en Galicia durante dos años tuve la viñeta en un periódico de Feijóo I 'El Austero', ha dicho el presidente gallego, recalcando que cuando llegó al Gobierno redujo a ocho las consejerías, suprimió la mitad de los altos cargos, redujo el 40% de personal en gabinetes y acabó con el 60% de organismos autónomos.
Así, ha apuntado que el ahorro que han supuesto estas medidas ha sido de 60 millones de euros al año, "lo que corresponde al presupuesto de 100 ayuntamientos medianos de Galicia".
En la línea de reformar la administración, ha destacado que en el caso gallego "ha servido para acreditar que se puede hacer más con menos y para cumplir el principio de no gastar más de lo que hay que pagar y pagar lo que se debe".
En cuanto a los beneficios de estas reformas, ha subrayado el aumento del 55% de plazas en formación profesional, 40 nuevos centros de salud, una lista de espera de urgencias que no supera los 16 días, 7.300 plazas más en servicios sociales, 147 kilómetros más de vías de alta capacidad y depuradoras en puntos estratégicos como Vigo, Ferrol u Orense.
LA REFORMA, "UNA GARANTÍA DE SOSTENIBILIDAD"
En esta mesa redonda ha intervenido el consejero de Presidencia y Justicia de La Rioja, Emilio del Río, quien ha sostenido que la reforma de las administraciones "supone una garantía de sostenibilidad para la propia administración" en el futuro.
Ha señalado que en su Comunidad Autónoma estas reformas han supuesto un ahorro de más de 12 millones de euros en la legislatura, y se ha conseguido con medidas como la contratación centralizada, la factura electrónica y la simplificación de la administración, con una reducción del 37% de cargos públicos y menos vehículos.
Por su parte, el consejero de Presidencia y Administraciones Públicas del Gobierno de Castilla-La Mancha, Leandro Esteban, se ha referido al modelo de administración de los gobiernos del PSOE, que a su juicio hacía las cosas con tres pautas, "no hacerlas, hacerlas mal o dejarlas a deber".
Como ejemplo de esta racionalización, ha indicado que en su región el Gobierno del PP eliminó organismos como el Defensor del Pueblo, el Consejo Económico y Social o la Sindicatura de Cuentas, y ha apostado por "gastar menos para ayudar más a los ciudadanos".
"HAY QUE GASTAR DE FORMA MÁS TRANSPARENTE"
De otro lado, la presidenta del PP asturiano, Mercedes Fernández, ha abogado por "gastar de forma más transparente", algo que en su opinión se logra con la reforma de la administración, "que ha tenido un desarrollo cronometrado y minucioso para poner las administraciones al servicio de los ciudadanos".
En el pasado, ha dicho, "las comunidades autónomas habían discurrido por la senda de la duplicidad y eso no daba ningún beneficio añadido". "Los socialistas creen que una administración mastodóntica es mejor, pero animamos a reducirla para permitir a todos gastar menos y que el ciudadanos tenga servicios mejor prestados", ha dicho.
Por último, el presidente del Parlamento de Extremadura, Fernando Manzano, ha hablado del ejemplo extremeño en esta legislatura, "donde se ha reducido un 15% el sector público, la mitad de altos cargos y se ha limitado el sueldo e indemnizaciones de otros cargos públicos".
Además, ha enfatizado, "se han eliminado dos áreas completas que tenían mucho presupuesto, como son Estudios por la Paz y la Coordinación de Asuntos Africanos, y a pesar de ello se siguen atendiendo las necesidades de los ciudadanos".