Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Feijóo afirma que "no venimos a restaurar el pasado, ni a derribar lo que hicieron bien"

Alberto Núñez Feijóo (d), recibe el aplauso de su grupo parlamentario tras su discurso en la primera jornada del Pleno de Investidura en el Parlamento de Galicia y que le convertirá el proximo jueves 16 en presidente de la Xunta con los votos de la mayoría absoluta del PP de G en la cámara gallega. EFEtelecinco.es
El futuro presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado que los populares no han llegado al Gobierno gallego "a restaurar el pasado, ni a derribar lo que hicieron bien" sus antecesores, sino que aspiran a representar a una "Galicia nueva", sin "rencores ni dogmas".
Así lo apuntó Núñez Feijóo durante su discurso de investidura ante el Parlamento de Galicia, ante el que se comprometió a crear un Gobierno "fuerte, austero y cohesionado en torno a un único liderato" ante la situación de crisis económica.
De casi dos horas de duración, el discurso del candidato popular se centró en la economía, que dibujó especialmente dura, ante lo que comprometió numerosas medidas económicas y, especialmente, un "plan de choque" que supondrá ajustar el presupuesto de la comunidad gallega en vigor para adaptarlo a las nuevas previsiones de crecimiento.
El candidato a la Presidencia de la Xunta, que prometió un Gobierno "dialogante" y "para todos, y no sólo para los que votaron" al PP, desgranó los compromisos adquiridos durante la campaña electoral y que fueron ratificados en las urnas por la mayoría de los gallegos.
Núñez Feijóo indicó a la Cámara que su Gobierno trabajará para que términos como "sectarismo, partidismo, enchufismo y caciquismo" sólo sirvan para referirse al pasado.
Para superar el momento "crítico" de la economía, Feijóo dijo que empeñará "todo" su esfuerzo para hacer posibles acuerdos, e insistió en que pretende que el Gobierno que presidirá esté "en permanente coalición con los ciudadanos de Galicia".
"Tenemos por delante -dijo- la más dura crisis económica que se recuerda en la historia de la Autonomía: una crisis que golpea con fuerza todos los sectores productivos y que tiene su resultado más específico y cruel en un desempleo que no para de crecer".
Para hacer frente a esta situación y que Galicia salga "con impulso", Núñez Feijóo propuso a la Cámara la aprobación de un Plan estratégico para la economía gallega en la legislatura, basado en incrementar la competitividad, en apostar por las infraestructuras de transporte, en la ordenación del territorio, en el desarrollo de políticas sectoriales específicas y por reformas en el sector público autonómico.
En su discurso, Alberto Núñez Feijóo también abogó por reformar la Ley de Cajas de Ahorro para reforzar su "independencia y su profesionalidad".
Otro de sus compromisos, reiterado en la campaña electoral ha sido la derogación del decreto del uso del gallego en la enseñanza, para potenciar, dijo, el trilingüismo y evitar "imposiciones".
Además, ante el relevo en el Ministerio de Fomento, el candidato solicitó colaboración del nuevo titular, el gallego José Blanco, e insistió en que los populares no serán "cómplices" de atrasos en las infraestructuras gallegas pero sí "leales" en pactar un calendario razonable para su puesta en marcha.
Al término de su intervención, los portavoces de la oposición lamentaron en los pasillos de la Cámara autonómica lo que consideraron falta de concreción de medidas concretas para hacer frente a la crisis.
Así, el socialista Xaquín Fernández Leiceaga calificó de "decepcionante" el discurso de investidura del candidato del PPdeG por entender que no ofreció propuestas concretas contra la crisis ya que, a su juicio, Núñez Feijóo no ha estado "a la altura de lo que el país necesita".
Carlos Aymerich (BNG) apuntó que su grupo hará una oposición "rigurosa y firme" al Gobierno del popular Alberto Núñez Feijóo, a quien reprochó que no hubiese formulado propuestas concretas, pero sí anuncios que supondrán una "marcha atrás" en logros sociales del Ejecutivo de coalición.
Finalmente, el popular Manuel Ruiz Rivas, dijo que el candidato Alberto Núñez Feijóo, que será investido el próximo jueves, es el "presidente que Galicia necesita", porque es consciente de la gravedad de la situación económica, pero también conoce las potencialidades de la Comunidad.
El pleno se reanudará el jueves a las 12 horas con la intervención de los grupos de la oposición y la réplica de Núñez Feijóo, tras lo que se producirá la votación.