Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Felipe VI defiende una relación más equilibrada entre España y América Latina

Se compromete a entregarse con la "misma pasión" que su padre en pro del interés común de Iberoamérica
El Rey Felipe VI ha defendido este viernes una relación más equilibrada entre España y América Latina en todos los ámbitos y ha animado a "potenciar" las inversiones de las grandes empresas latinoamericanas en nuestro país, "favorecer" los proyectos empresariales conjuntos en terceros países y facilitar la circulación de profesionales cualificados.
El monarca ha clausurado en la sede de Telefónica la XXV Asamblea Plenaria de CEAL (Consejo Empresarial de América Latina), una red de presidentes y accionistas de empresas iberoamericanas que funciona como plataforma para tejer contactos y explorar oportunidades de colaboración y alianzas futuras.
En su intervención, el Rey ha subrayado que sería "deseable" un flujo bilateral de inversiones "más igualitario". "Debemos seguir potenciando la mayor proyección" internacional de las compañías multilatinas - "que en algunas ocasiones tuvieron un origen español", ha recordado-- y "apostando por el comercio interregional en el que las pymes podrían y debieran tener una participación más relevante".
"Y debemos favorecer igualmente las alianzas empresariales y la oportunidad de emprender proyectos conjuntos en terceros mercados", ha añadido.
Felipe VI ha hecho otro llamamiento a promover la circulación de profesionales cualificados entre los países iberoamericanos, algo por lo que España está apostando. "Esta mayor movilidad de talentos podrá contribuir, sin duda, a articular una cultura empresarial iberoamericana mucho más sólida y definida", ha indicado.
Pero la idea de un espacio más equilibrado "no se restringe a lo económico, sino que impregna otras muchas dimensiones, como la cultural o la política", advierte el monarca, que ha reconocido que en el actual escenario internacional, Iberoamérica representa "indudablemente" uno de los grandes espacios multinacionales de nuestros días.
APUESTA POR LA COHESIÓN IBEROAMERICANA
"España seguirá apostando, hoy y siempre, por su cohesión, su fortalecimiento interno y su mayor proyección en todos los ámbitos", ha prometido el monarca ante un auditorio compuesto fundamentalmente de empresarios españoles y latinoamericanos.
Felipe VI ha agradecido a CEAL el homenaje que ayer brindó a su padre, el Rey Don Juan Carlos, al que reconocieron su papel en favor de la integración iberoamericana. Don Felipe se ha comprometido a emplearse "con esa misma pasión" de su padre "o mayor, si cabe" en estar cerca de los "hermanos iberoamericanos", fomentando el interés común y proyectando al mundo la "enorme potencia cultural compartida, respetando y valorando la diversidad que cada Nación representa y contiene".
En el acto de clausura, han acompañado al Rey los ministros de Fomento, Ana Pastor, e Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria; la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan; el presidente de CEAL, Samuel Urrutia, y la presidenta de CEAL Ibérico, Nuria Vilanova.
Pastor ha incidido en el mensaje de que las grandes empresas latinoamericanas sitúen en España su base de operaciones cuando quieran dar el salto a Europa o el norte de Africa, al igual que América Latina puede representar la puerta de entrada de España en Asia. "España es un país ideal para invertir", ha señalado la ministra.
Su compañero en el Gobierno, el ministro Soria, ha remarcado que España no cejará en su impulso reformista porque "será la mejor señal de que el camino emprendido ha sido el adecuado".