Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Felipe VI pide "unidad y fortaleza" frente a los ataques contra la libertad y la convivencia como los de Bruselas

El Rey Felipe VI ha reclamado este miércoles mantener "la unidad y la fortaleza" frente a ataques contra la libertad y la convivencia en paz como los que se perpetraron este martes en la ciudad de Bruselas y en los que fallecieron más de 30 personas.
"El dolor de Bélgica es también hoy el dolor de España. El dolor de Bruselas es el dolor de toda Europa. Nuestra unidad está también en nuestra fortaleza contra la agresión a la vida a la libertad y a nuestra convivencia en paz", ha escrito en el libro de condolencias abierto este miércoles en la residencia del embajador belga en España.
En su nombre y en el de la Reina Letizia, que le ha acompañado a la embajada vestida de riguroso luto, el jefe del Estado --con corbata negra y traje gris-- ha querido expresar ante todo su "condena y repulsa más firme" ante los "terribles atentados terroristas" de Bruselas así como trasladar con todo su "cariño y solidaridad" el "apoyo a todas las familiar afectadas, y el "duelo por la víctimas".
Los Reyes han permanecido veinte minutos en la residencia del embajador, Pierre Labouverie, quien acudió a recibir a los monarcas a las puertas de la misión diplomática.
Antes de los Reyes han desfilado por la embajada el ministro en funciones de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.
Tras tener conocimiento de los ataques de Bruselas, el Rey Felipe VI llamó a Felipe de los Belgas para trasladarle sus condolencias por las víctimas. En esa conversación, el monarca español también expresó al belga la solidaridad y el apoyo del pueblo español a las autoridades y los ciudadanos de Bélgica.