Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fernández Díaz no busca acusar a la Científica, sino la verdad pero admite que "el mejor escriba hace un borrón"

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado este lunes, en relación a la desaparición de los dos niños de Córdoba, Ruth y José, que no busca acusar a la Policía Científica tras las novedades aparecidas en la investigación, sino que trata de conocer la verdad, pero admite que, en caso de que se confirme que el informe policial inicial no era correcto, "el mejor escriba hace un borrón".
"No se trata de acusar a nadie, sino de aclarar la verdad de los hechos, no de depurar responsabilidades. En todo caso, cuando un científico hace un informe, lo hace con su buena voluntad", ha contestado el ministro al ser preguntado por el hecho de que once meses después hayan aparecido dos informes de expertos independientes contradiciendo la versión inicial de la Policía Científica, que dijo que los restos encontrados en la finca de las Quemadillas, propiedad de la familia del padre de los niños, José Bretón, eran de pequeños animales.
Sobre esta cuestión, el titular de Interior ha pedido "no adelantar acontecimientos" ya que aún tienen que aclararse las contradicciones de los tres informes en poder del juez. "Si un informe se equivoca, es un error científico", ha insistido.
Fernández Díaz, además, ha explicado este mismo lunes que ha recibido un nuevo documento de la Comisaría General de Policía Científica en el que según fuentes del Ministerio se detallarían los procedimientos de investigación llevados a cabo durante el primer informe.