Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cs señala a Fernández Díaz y Cosido por usar Interior con fines "espurios" y a Rajoy por consentirlo

Pero cree que la comisión no ha podido demostrarlo de forma concluyente al carecer de "pruebas" que les "incriminen"
Ciudadanos ha registrado sus conclusiones sobre la comisión de investigación sobre el Ministerio del Interior bajo la etapa de Jorge Fernández Díaz en las que apunta al exministro y al ex director de la Policía Ignacio Cosidó como los responsables políticos del uso de este departamento con fines "espurios, partidistas y ventajistas" para atacar a adversarios políticos y para "obstaculizar" los casos de corrupción que afectan al PP, pero también señala al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por consentir esas prácticas.
Ahora bien, la formación naranja recalca que la comisión de investigación "no ha podido demostrar de forma concluyente" estos extremos con la aportación de pruebas que "incriminen" a dirigentes políticos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.
Éstas son las dos principales aportaciones que se extraen de la propuesta de conclusiones que Ciudadanos ha presentado en la citada comisión, que deberá comenzar a redactar este jueves su dictamen antes de elevarlo al Pleno del Congreso, que prevé votarlo a la vuelta del verano.
En su escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, los de Albert Rivera consideran "irónico" que el PP, que se ha caracterizado por "tolerar" todo tipo de corrupciones en su seno, mostrara por el contrario "tanto celo" en "vigilar indebidamente" a los demás.
LA "INCOMPETENCIA" DE LOS ALTOS CARGOS DE INTERIOR
Ciudadanos considera "acreditado" la realización de un dossier de prensa con información de otros partidos y de sus dirigentes, "sin ser capaces de atribuir dicha responsabilidad a una persona en concreto". Se trata, asegura, de "un caso de incompetencia de los máximos responsables del Ministerio y de la Dirección General de la Policía".
Y es que para la formación naranja si algo ha sido una "constante" en los gobiernos presididos por Mariano Rajoy ha sido "una enorme negligencia". "Negligencia en el manejo de las instituciones como si fuera parques temáticos para uso y disfrute del PP, negligencia en el control de determinados excesos policiales y negligencia en el cumplimiento de las normas", resume.
En su informe, Ciudadanos cuestiona que el exministro no denunciara el hecho "ilícito" que supusieron las grabaciones que se efectuaron en su despacho de las conversaciones privadas mantenidas con el ex director de la Oficina Antifraude de Cataluña Daniel de Alfonso pese a tratarse de un hecho de "la máxima gravedad".
También denuncia el partido de Albert Rivera la "negligencia" e "incompetencia" del ex director de la Policía por no haber comentado estas grabaciones con Fernández Díaz ni siquiera cuando tuvo conocimiento de los hechos.
Ciudadanos concluye que no puede exigir la responsabilidad política de solicitar el cese de Fernández Díaz y Cosidó por su "manifiesta incompetencia", pero apunta que cree que la comisión debe hacerles responsables políticos de sus actuaciones, "censurando sus acciones, sus inacciones y la gestión realizada".
RAJOY Y SU "AMIGO" FERNÁNDEZ DÍAZ
En este punto, el partido naranja considera que si bien el presidente el Gobierno, Mariano Rajoy, no fue citado entre los comparecientes a la comisión sobre Fernández Díaz, es "innegable" que tiene una "muy seria responsabilidad política" por haber nombrado en su día como ministro a su "amigo" Jorge Fernández Díaz.
Singularmente por haberle mantenido en el cargo a pesar de las "sospechas" de su actuación "indebida" y por haber legitimado sus métodos "inaceptables" y la utilización de su cargo en beneficio del PP, "una vez más".
"Tuvieron que celebrarse unas nuevas elecciones y constituirse un nuevo Ejecutivo para que Rajoy cambiara de ministro --sostiene--. De no haber sido el caso, hoy el Gobierno tendría tres ministros reprobados en lugar de dos".