Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fernández Díaz replica a Sánchez que otros gobiernos socialistas avalan el acuerdo con Turquía que él tacha de ilegal

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha reprochado este jueves que al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que tache de "ilegal e inmoral" el acuerdo para deportar a Turquía a todos los inmigrantes irregulares que lleguen a Grecia, incluidos los refugiados sirios; al tiempo que le ha recordado que Gobiernos socialistas como los de Francia e Italia han respaldado el pacto.
"No creo que el presidente (francés, François) Hollande, el primer ministro italiano o el griego, el señor (Alexis) Tsipras, hayan adoptado un acuerdo que sea ilegal o inmoral, o que sea un acuerdo de un partido conservador o popular", ha declarado a la prensa en Bruselas, en donde ha participado en una reunión de ministros de Interior de la UE.
Fernández Díaz ha asegurado que no ha escuchado "ninguno de los calificativos" empleados por Sánchez en el debate sobre inmigración mantenido a Veintiocho, en el que se ha abordado especialmente los detalles que quedan por definir y las aclaraciones jurídicas necesarias para ultimar el pacto con Ankara.
El ministro español ha advertido a Sánchez de que "para hablar de algo hay que conocerlo", al tiempo que ha aclarado que los trabajos a nivel técnico continúan en el seno de la UE para concretar el modo de implementar el acuerdo. El objetivo es que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE puedan sellar el acuerdo con el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, en una cumbre el próximo 18 de marzo.
Las críticas al acuerdo, sin embargo, han llegado de varias organizaciones humanitarias e, incluso, del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que en una comparecencia ante el Parlamento Europeo puso en duda la legalidad del convenio y su compatibilidad con la Convención de Ginebra.
Fernández Díaz ha indicado que los Estados miembros son conscientes de las dudas de ACNUR y que la forma en que se van a concretar los "principios" que negociaron los líderes el pasado lunes ofrecerá un resultado en "absoluta compatibilidad" con la legislación internacional y las leyes europeas.
Tras recalcar que la colaboración de Turquía es esencial para afrontar la presión migratoria, porque sin este país "es imposible gestionar" la crisis de refugiados, el ministro ha asegurado que el objetivo es actuar de manera que "se salvaguarden" los Derechos Humanos.