Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fernández Díaz vería bien que el TC decida sobre el control al Gobierno en funciones y siente jurisprudencia

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, cree que no debe "asustar" que sea el Tribunal Constitucional quien dirima el conflicto sobre el control parlamentario porque en la actual situación todo es nuevo: "Estamos innovando, a lo mejor es bueno que el Tribunal Constitucional siente jurisprudencia para el futuro".
Fernández Díaz se ha expresado así, en una entrevista en la Cadena Cope, recogida por Europa Press, en la que ha defendido que el Gobierno rechaza someterse al control del Congreso pero no por una posición de "cerrazón" ni por un "problema personal ni político de no querer comparecer", sino por un "problema jurídico, legal".
En ese sentido, ha subrayado que tanto los servicios jurídicos del Estado como la Secretaría General del Congreso consideran que el Gobierno en funciones no puede rendir cuentas ante una Cámara que no le ha dado su confianza. Y además, ha remarcado que un Ejecutivo en funciones tiene que limitarse al "despacho de asuntos ordinarios" y no puede tomar decisiones políticas, que son las que se someten al control del Legislativo.
En ese sentido, ha destacado que cuando el Gobierno ha tenido que tomar decisiones --europeas-- que vinculaban a España y, por tanto, al próximo Gobierno, sí que ha habido comparecencias ante el Congreso para solicitar su "aquiescencia".
Fueron las comparecencias del ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, y del secretario de Estado para la UE, Fernando Eguidazu, antes de sendos Consejos Europeos dedicados a la oferta a Reino Unido para intentar evitar el 'Brexit' y, esta misma semana, a la negociación con Turquía para gestionar la crisis de refugiados.
Así, ha asegurado que el Gobierno en funciones irá al Congreso cuando sea necesario, pero que eso no es lo mismo que someterse al "control ordinario" de la Cámara.