Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fernández Díaz aboga por una "auténtica política de Estado" contra la violencia de género

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha abogado por una "auténtica política de Estado contra la violencia de género, que trascienda cualquier tipo de coyuntura política" independientemente de que gobierne uno u otro partido "porque a todos nos debe unir la luchar contra esta execrable patología social".
Fernández Díaz se ha sumado este martes a las muestras de dolor en recuerdo de la última mujer muerta por violencia de género, Soraya Gutiérrez, que ha sido víctima de un "nuevo atentado execrable de violencia de género" este lunes en el barrio zaragozano de Miralbueno.
"Ante el hecho luctuoso de la muerte de Soraya Gutiérrez me sumo de forma especial al dolor de este acto que nos une a todos". El ministro en funciones ha realizado estas declaraciones a los medios de comunicación poco antes de presidir, en la Plaza de Pilar de Zaragoza, el acto de concesión del uso de la Bandera de España a la Jefatura Superior de Policía de Aragón.
Fernández Díaz ha recordado que este año se contabilizan 11 víctimas de violencia de género, que "son 11 mujeres que nos interpelan en nuestras conciencias para luchar con más contundencia contra esta patología que es la violencia de género".
DISTANCIA
Ante la posibilidad de que se hubiera producido algún fallo en el protocolo de protección que tenía esta mujer, Fernández Díaz ha recordado que la juez que lleva el caso ha decretado el secreto del sumario. "No puedo pronunciarme sobre las circunstancias que concurrieron más allá de lo que conocemos".
En este sentido, ha apostado por "desterrar esta lacra que nos avergüenza a todos como sociedad y una sociedad que se considera a si misma como digna, democrática y civilizada no puede permitir que en su seno se produzcan, un día si y otro también, hechos tan aberrantes como la violencia sobre las mujeres por el mero hecho de ser mujeres".
Fernández Díaz ha opinado que "se puede estudiar" para incluir en los protocolos de medidas de protección a las mujeres una variación de la distancia entre víctima y agresor, ya que en el caso de Soraya Gutiérrez se había estimado que el riesgo era mínimo porque les separaban 400 kilómetros.
"Por desgracia todos aprendemos no digo de los errores, pero si de las experiencias aunque sean tan trágicas como ésta". El ministro ha reiterado lo siguiente: "He hablado de una auténtica necesidad de política de Estado y el Gobierno está en esa línea; todo lo que haya que reformar para erradicar esta patología social será bienvenida".