Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fernández Díaz dice que la libertad condicional de Uribetxeberría "no dependerá" de otras huelgas de hambre

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha afirmado que "una vez que se tenga el diagnóstico médico" del preso de ETA Josu Uribetxeberría, el Gobierno central actuará "conforme a la ley", ya que el Ejecutivo "siempre va a cumplir la ley".
Fernández Díaz ha señalado que "evidentemente esto es independiente a que unos presos de ETA se pongan o no se pongan en huelga de hambre". "El Gobierno va a cumplir la ley y a esos efectos sobran esas huelgas de hambre. Ellos sabrán lo que hacen pero si creen que van a presionar, coaccionar o chantajear al Gobierno, están muy equivocados. Nosotros vamos a cumplir la ley en cualquier caso, como hemos hecho siempre", ha asegurado.
Así se ha referido el ministro, a preguntas de los periodistas antes de asistir a un acto en la localidad navarra de Fitero, a la huelga de hambre iniciada por 13 presos de ETA del Centro Penitenciario Sevilla II en apoyo del también terrorista Josu Uribetxeberría Bolinaga condenado por el secuestro de Ortega Lara y para quien piden su excarcelación por motivos de salud.
A este respecto, el ministro ha insistido en que "la puesta en libertad condicional o no, no va a depender en ningún caso de que se pongan más o menos etarras o presos de ETA en huelga de hambre", sino que "va a depender de que se den las condiciones que determina la ley". "El Código Penal y el reglamento penitenciario prevén que cuando haya internos que padezcan enfermedades muy graves y con padecimientos incurables se puede producir la excarcelación mediante el procedimiento de la libertad condicional", ha añadido.
Para eso, ha destacado, "tiene que haber un diagnóstico clínico o médico que acredite esa situación de especial gravedad y de padecimientos incurables". El preso, ha informado el ministro, ha accedido a realizarse las pruebas "una vez que ha desistido de su actitud de insumisión".
TRASLADADO A SAN SEBASTIÁN
El ministro ha recordado que Uribetxeberría fue trasladado del centro hospitalario de referencia de la prisión de León al Hospital de San Sebastián porque "como había tenido un proceso oncológico en el año 2005, parecía razonable, una vez que se le había detectado ese tumor, con metástasis cerebral procedente del pulmón, que el mismo equipo médico que le trató en 2005 le tratara ahora para mejor diagnosticar precisamente el nivel de su enfermedad".
Fernández Díaz ha señalado que al preso de ETA "se le van a hacer las pruebas clínicas, una vez que él ha desistido de su actitud de insumisión y de no querer aceptar el que se le hicieran las pruebas clínicas".
Preguntado por si el cambio de actitud de Uribetxeberría se debe a algún tipo de conversación con el preso o a una reflexión propia, el ministro ha dicho que "por supuesto" desde el Ministerio no han hablado con él. "Si él se declara en insumisión y se niega a que le haga las pruebas clínicas, pues peor para él. Creo que le han hecho reflexionar, que desistiera de su actitud porque de esa manera no iba a conseguir nada", ha manifestado.
"Nosotros vamos a cumplir la ley en todo caso y lo que haremos será evaluar el diagnóstico que nos digan los médicos del Hospital de San Sebastián. A la vista de la evaluación que nos hagan, veremos si concurren los requisitos que establece la ley y actuaremos en consecuencia", ha incidido.
Por otro lado, a preguntas de los periodistas sobre la visita del diputado general de Guipúzcoa, Martín Garitano, a Uribetxeberría, Fernández Díaz ha afirmado que podría "visitar también a otras personas que han padecido las consecuencias de los crímenes de este terrorista".
"EL CARCELERO DE ORTEGA LARA"
Fernández Díaz ha recordado que "este preso era el carcelero de Ortega Lara y, además, participó en otros atentados con resultado de muerte contra otras personas".
Según el ministro, "esa es la diferencia ente los criminales de ETA y el Estado democrático y de Derecho, que sí prevé humanidad para tratamientos humanitarios y para que aquellos presos como él que si se encontraran en una situación de enfermedad muy grave y con padecimientos incurables, prevé la posibilidad de excarcelación"
Finalmente, el ministro ha destacado que esa humanidad "no tuvo él, cuando si no llega a ser por la Guardia Civil hubiera dejado morir en aquel zulo terrible a Ortega Lara tras 532 días de secuestro". "Eso nos diferencia a nosotros, al conjunto de la sociedad y al Estado de Derecho de los criminales de ETA", ha concluido.