Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fernández Díaz aboga por un centro memorial de víctimas del terrorismo "vivo, dinámico y permanente en el tiempo"

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, se ha reunido este lunes con la comisión de expertos que colaborará en el centro memorial de víctimas del terrorismo que se construirá en el País Vasco y ha plasmado su voluntad de que se convierta en "una realidad viva, dinámica y permanente en el tiempo".
El ministro ha acudido este lunes a la primera reunión de la comisión de expertos, que fue creada por el Consejo de Ministros de hace diez días y tiene objetivo de redactar en un plazo de tres meses un informe con recomendaciones y propuestas para la creación del Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo, que tendrá su sede en el antiguo edificio del Banco de España en Vitoria.
La Comisión está presidida por Florencio Domínguez e integrada por Joseba Arregi, José Luis de la Cuesta, Francisco Javier Elzo, Iñaki Ezkerra, Edurne Uriarte, Gaizka Fernández, María de los Ángeles Gil, Javier Jordán, Francisco Llera, Jesús Loza, Javier Marrodán, Manuel Reyes Mate y Fernando Sáez.
El ministro del Interior ha abierto esta primera reunión con una intervención en la que ha agradecido a los miembros de la Comisión su "generosidad" por haber aceptado formar parte del comité y les ha animado a hacer sus aportaciones "desde la libertad y la discrepancia" para la redacción del documento final.
Fernández Díaz ha subrayado la trayectoria personal y profesional de los miembros de la Comisión de Expertos, para a continuación destacar que con este bagaje y "las aportaciones imprescindibles de las víctimas vamos a dotar de un cuerpo y unos contenidos al Memorial que lo hagan una realidad viva, dinámica y permanente en el tiempo".
NACIDO DEL CONSENSO SOCIAL Y POLÍTICO
Además, el ministro del Interior ha insistido en la voluntad de que este centro vaya más allá de los gobiernos del momento y ha recordado que esta iniciativa salió del "consenso social y político", ya que la Ley de Víctimas fue aprobada por consenso de las Cortes Generales.
El centro debe así cumplir con los objetivos con los que fue ideado, que son, por un lado, la preservación y difusión de los valores democráticos y éticos que encarnan las víctimas; y por otro, la construcción de la memoria colectiva de dichas víctimas y la concienciación al conjunto de la población para la defensa de la libertad y de los derechos humanos y contra el terrorismo. "Todo ello junto al recuerdo y homenaje permanente a las víctimas", ha enfatizado el ministro.