Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fernández dice que si ETA "se disuelve" se "podría reconsiderar la política penitenciaria de dispersión" de presos

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado que "lo que queda hoy en día de ETA, está en las prisiones", por lo que falta "es su disolución definitiva". Este anuncio, ha recordado, que "facilitaría un servicio a las familias de los etarras, porque la política de dispersión penitenciaria trae causa de la pertenencia a una organización terrorista", y si la banda "anuncia su disolución", la "política penitenciaria de dispersión podría ser reconsiderada".
Fernández Díaz ha realizado estas manifestaciones en Logroño, donde ha participado en el acto de entrega de la bandera nacional, de manos de la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, a la X Zona de la Guardia Civil en La Rioja.
Ha apuntado que mientras ETA no se disuelva, "está en manos de cada preso etarra" que no se les aplique la dispersión penitenciaria, que pasa por la "desvinculación de ETA, reconocer el daño causado, y pedir perdón a las víctimas", con lo que se les aplicaría "la reinserción individual".
Fernández Díaz ha realizado estas manifestaciones en Logroño, donde ha participado en el acto de entrega de la bandera nacional, de manos de la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, a la X Zona de la Guardia Civil en La Rioja.
Ha asegurado que ETA "está operativa y policialmente aniquilada", aunque "jurídicamente, en la medida que no se ha disuelto, es una organización terrorista que está viva, aunque no está operativa para nada", y "no lo es, no porque los etarras hayan hecho una concesión a la paz, sino porque fueron derrotados policialmente en la pasada legislatura". En este punto, ha recordado que "heredamos una ETA que anunció, en la declaración de Ayete, el cese definitivo de su actividad terrorista".
A partir de ahí, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado "localizaron, detuvieron y pusieron a disposición de la Audiencia Nacional a 161 personas por su vinculación con ETA". Ha sido desarticulada su cúpula política, todo el aparato logístico, el frente de cárceles, y sus organizaciones de apoyo.