Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fernández de Mesa apela al sentido común y advierte que "cualquier reforma tiene que contar con el apoyo de todos"

El director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, ha apelado este viernes en Murcia al "sentido común" ante las reivindicaciones independentistas, aunque ha reconocido que "como españoles se ve con preocupación algunas de las cuestiones que están pasando".
En este sentido, ha dejado claro que "cualquier reforma que haya que hacer tiene que contar con el apoyo de todos para que ningún español se pueda sentir fuera del gran marco legal para los próximos años".
Momentos después de presidir los actos de toma de posesión del nuevo coronel jefe de la Zona de la Región de Murcia, Jesús Arribas, el director general de la Guardia Civil destaca que hay que saber que "cualquier reforma constitucional que se quiera abordar no merecerá la pena hacerla si no cuenta con el número de apoyos que en 1978 contó la Constitución anterior".
"No merece la pena modificarla si hay algún sector público o algún partido que se quede descolgado de esa nueva reforma constitucional", ha manifestado, para después recordar que el éxito de la Constitución de 1978 es que "nadie se quedó descolgado de la misma".
Así, ha llamado a que este Cuerpo con más de 170 años de historia mantenga la sensatez y equilibrio, porque "no estamos dispuestos a tener los problemas generados" en antaño. Por ello, ha avisado que a quien corresponde cambiar las leyes es a las Cortes y no a las FCSE ni a las Fuerzas Armadas.
En esta línea, ha recordado que la Guardia Civil "está al servicio y a las órdenes del Gobierno legítimamente constituido y más allá de eso no hay ninguna preocupación".
Sin embargo, ha reconocido que "como españoles vemos con preocupación algunas de las cuestiones que están pasando, sobre todo teniendo en cuenta que después de 37 años de democracia y los esfuerzos que hemos hecho los españoles para una reconciliación efectiva, tenemos una Constitución que ha dado el periodo de estabilidad más largo de nuestra historia desde el punto de vista político, económico y social".
Durante su discurso, ha hecho referencia a ese comienzo de estabilidad desde Adolfo Suárez pasando por Felipe González, Manuel Fraga, Santiago Carrillo y Xabier Arzalluz y los líderes sindicales en una época que ha recordado que vivió unos momentos "delicados" y que "quisieron poner punto final a los enfrentamientos".
Precisamente, en el año 1844 "nace la Guardia Civil, en unas condiciones difíciles y en un siglo mejorable". "Hoy vivimos momentos difíciles de incertidumbre, pero la Guardia Civil se debe mantener ahí, al servicio del gobierno que se constituya en las Cortes", ha puntualizado.
A su juicio, "tenemos problemas con la inmigración irregular manipulada, una tragedia por las mafias que se aprovechan de ese horror y tenemos que tener los cinco sentidos sobre la mesa". Igualmente y ante la crisis y los tiempos "complicados" que ha vivido España, la Guardia Civil, ha dicho, "se ha apretado el cinturón".