Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fernández de la Vega insta a reflexionar para que la seguridad no entre en el debate político

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, durante la rueda de prensa que ofreció al término de la reunión del Consejo de Ministros, hoy en el Palacio de la Moncloa. EFEtelecinco.es
La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha instado hoy a los partidos, en el último día de la campaña electoral, a que reflexionen sobre la conveniencia de que la seguridad de presidentes y ex presidentes del Gobierno no entre en el debate político.
Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, De la Vega ha hecho un llamamiento a la participación masiva de los ciudadanos en las elecciones del domingo al Parlamento Europeo porque, a su juicio, Europa "lo merece".
Preguntada por si la dureza de la campaña, en la que se ha producido un cruce continuo de acusaciones entre socialistas y populares, puede afectar a la participación, De la Vega ha dicho que los ciudadanos son "mayores de edad" y saben lo que significan estos comicios.
Ha reconocido que en la campaña "ha habido de todo", ya que en parte de ella se ha hablado de alternativas para Europa, pero en otra se han introducido en el debate temas que "no tenían que haberse introducido, como el de la seguridad", que, a su juicio, puede crear "desafección en los ciudadanos".
Todos los partidos tienen que aprender de esta campaña, ha añadido la vicepresidenta primera, quien ha dejado claro que el Gobierno no tiene intención alguna de entrar en una dinámica de descalificaciones.
Ha insistido en la necesidad de hacer una reflexión sobre los temas que no deben entrar nunca en el debate político, como la seguridad de los altos cargos, en la que el Gobierno ya ha dicho "lo que tenía que decir", que es una responsabilidad de las fuerzas de seguridad, que cumplen con su labor desde hace 30 años.
Un debate que inició el PP, según ha recordado, pero que nunca debió llevarse a cabo, y "menos" cuando se trata de la seguridad de los presidentes o de los ex presidentes del Gobierno.
Ha negado que sus manifestaciones significaran un cierto "reproche" al ministro de Fomento, José Blanco, quien en plena campaña recordó que el ex presidente del Gobierno José María Aznar contaba con una seguridad de medio centenar de escoltas.
Tras insistir en que fue el PP quien comenzó el debate, cuando acusó al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, de usar un avión Falcon del Ejército para sus actos electorales, ha precisado que Blanco ya hizo las aclaraciones oportunas.
"No debe introducirse la seguridad en el debate por responsabilidad y respeto", ha apostillado.
Ya de cara a la jornada del 7-J, De la Vega ha expresado el deseo del Ejecutivo de que la jornada sea "tranquila" y "muy participativa" y de que los españoles sigan dando muestras de su europeísmo".
En democracia, el voto es la "llave que abre y cierra proyectos", ha subrayado De la Vega después de considerar que es necesario seguir construyendo Europa, porque se lo "merece", y de instar a los españoles a sumarse a esa tarea común.
"Lo más importante es que el domingo los ciudadanos van a elegir a sus representantes en el Parlamento. Nada más y nada menos", ha continuado la vicepresidenta, quien no ha querido adelantar acontecimientos ni hacer un pronóstico sobre los resultados de los comicios.
"Todos nos jugamos mucho el domingo. El Gobierno cree en Europa y apuesta por Europa", ha concluido.