Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ferraz propone aplazar el congreso para elegir al secretario general del PSOE

Comité federal del PSOEEFE

Ferraz ha propuesto a las federaciones socialistas aplazar el congreso que estaba convocado para mayo, y en el que se tiene que renovar la direción del partido, una decisión que tendrá que tomar formalmente el Comité Federal.

Según fuentes socialistas consultadas por Europa Press, la dirección ha hablado con los territorios y ha constatado que existe consenso para mover la fecha de este cónclave, que se había fijado para los días 21 y 22 de mayo, dos semanas después de la consulta a la militancia, citada el 8 de mayo si hay más de un candidato a la Secretaría General.
La fecha de esta cita ha sido motivo de pugna entre la dirección de Pedro Sánchez y las federaciones críticas --entre ellas Andalucía-- desde el día después de las elecciones del pasado 20 de diciembre. Ese lunes, la dirección apuntó que podría irse más allá del mes de febrero, cuando debía haberse organizado, cuatro años después del que eligió a Alfredo Pérez Rubalcaba secretario general.
Esta previsión, unida al anuncio del líder del partido de presentarse a la reelección, y al primer balance que se hizo en Ferraz de los resultados del 20D, soliviantó a algunos dirigentes de las federaciones críticas y dio lugar a los días más difíciles de Sánchez al frente del partido.
La pelea por la fecha del congreso se llevó al Comité Federal del 28 de diciembre, en el que se fijó la hoja de ruta para las negociaciones de cara a la formación de gobierno. Ese día, aunque este asunto no estaba en el orden del día y no se podía tomar una decisión, los líderes del PSOE en Andalucía, Asturias y Castilla-La Mancha se mostraron partidarios de no aplazar el congreso y mantenerlo en febrero.
LOS CRÍTICOS YA FORZARON A FERRAZ A ADELANTARLO
La decisión se tomó finalmente el 30 de enero, también entre discrepancias de los dos sectores del partido. El objetivo de la dirección era convocarlo para los días 18 y 19 de junio, pero este calendario no convenció a los críticos, que querían llevarlo a principios de mayo. Se llegó a un consenso y se aprobó la fecha del 21 y 22 de mayo, con la votación previa el día 8 de ese mes.
Durante los últimos meses, el ruido en torno a este asunto se ha acallado y, mientras el líder del PSOE negociaba su primera investidura, no hubo voces que, en público, abordaran esta cuestión y pidieran un movimiento.
Pero después de que fracasara en ese intento de llegar a La Moncloa, y aunque Sánchez quiere seguir tratando de lograr apoyos para ser investido presidente, han resurgido las miradas hacia la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, para que opte a liderar el partido. Y algunos ya pedían que se moviera el calendario.
Tal y como se aprobó en enero, el calendario es complicado, ya que las candidaturas deben presentarse entre los días 11 y 14 de abril, cuando Sánchez puede seguir negociando para intentar hacerse con los votos que le permitan ser presidente del Gobierno. En ese momento, no se sabrá si hay que volver a las urnas.
Antes de Semana Santa, Ferraz mantenía que el congreso podía cambiarse y aseguraba que se haría por consenso, como llegó a decir el secretario general. Pero fuentes de la dirección apuntaban que si algún territorio quería modificarlo, tendría que pedirlo. De esta manera, tendría que retratarse.
Finalmente, la dirección ha dado el paso y ha propuesto convocar un Comité Federal para aplazar ese cónclave y evitar así el ruido interno, que puede deteriorar la imagen del partido.