Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Finalizan las exhumaciones de La Serna al comprobarse que allí "no hay nada"

En la imagen, los miembros de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), Santiago Macías (d), Marco González (c), y José Cabañas, conversan en los alrededores de la localidad de Albires (León), donde supuestamente existe una fosa con 11 cadáveres. EFE/Archivotelecinco.es
La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha dado por finalizada la exhumación de la primera fosa común de la Comunidad de Madrid en la localidad de La Serna del Monte, tras comprobar que allí "no hay nada" porque ya fue abierta en la década de los 50.
El vicepresidente de la ARMH, Santiago Macías, ha confirmado a Efe que, a última hora de la tarde de ayer, el equipo que él mismo coordina recibió la máquina desbrozadora con la que retiraron la maleza y limpiaron la zona, de unos doscientos metros cuadrados, donde se ubicaba el enterramiento.
Por este motivo, las labores comenzaron ayer y no hoy, tal y como estaba previsto.
Sin embargo, una vez despejada el área de trabajo, comprobaron que "no había nada", lo cual confirmaba el testimonio de uno de los vecinos, que relató a la ARMH que esta fosa, la primera que la asociación abre en la Comunidad de Madrid, ya había sido exhumada "hace años", probablemente en la década de los 50.
Frente a este testigo, los testimonios de los familiares de los enterrados aseguraban que los cuerpos permanecían allí, pero "desgraciadamente no ha sido así", ha lamentado Macías.
La recopilación de información para localizar esta tumba comenzó hace cinco años, cuando los primeros familiares se pusieron en contacto con la asociación.
Ahora queda por descubrir dónde fueron transportadas las víctimas, ocho varones de entre 18 y 45 años, cuatro de ellos hermanos de La Serna del Monte, otro vecino del mismo municipio y otros tres de Braojos.
Todos eran pertenecientes al bando republicano y represaliados por las tropas nacionales que controlaban la zona durante la Guerra Civil, hasta que fueron sepultados en esta fosa común en 1936.
Para ello, la ARMH pedirá a Patrimonio Nacional los libros de registro de la época, con el objetivo de comprobar si fueron trasladados al Valle de los Caídos a iniciativa del propio régimen franquista.
Una práctica que, ha comentado Macías, se ha repetido en otras fosas comunes, principalmente de los alrededores de Madrid, levantadas "con nocturnidad y alevosía" para llevar posteriormente los cuerpos al Valle de los Caídos.
Ha citado como ejemplo la de la localidad abulense de Aldeaseca, en la que las exhumaciones también acabaron al comprobar que estaba vacía, si bien en esta ocasión sí pudieron averiguar su paradero en una cripta del Valle de los Caídos.