Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fiscal pide 44 años de cárcel para los anarquistas 'Cariñoso' y 'Moniquita' y que no vivan en Zaragoza ni Barcelona

La fiscal Teresa Sandoval ha elevado a definitiva su petición de 44 años de cárcel para los presuntos miembros del comando anarquista 'Mateo Morral' Francisco Solar, alias 'Cariñoso', y Mónica Caballero, 'Moniquita', y ha solicitado que se les prohíba residir en Zaragoza y Barcelona durante una década, al acusarles de colocar un artefacto explosivo en la Basílica del Pilar de Zaragoza el 2 de octubre de 2013 e intentar atentar también contra el Monasterio de Montserrat.
En la última sesión del juicio, celebrado en la Audiencia Nacional, la representante del Ministerio Público ha pedido que indemnicen con 15.000 euros a la víctima del atentado en El Pilar y con 182.601 euros al Cabildo de Zaragoza por los daños que la bomba, colocada en el altar mayor, causó al patrimonio histórico y artístico en los bancos de la Basílica, los ángeles esculpidos de la zona del coro o la sillería.
La fiscal Teresa Sandoval acusa a 'Cariñoso' y 'Moniquita' de delitos de pertenencia a organización terrorista, lesiones terroristas, estragos terroristas y conspiración para cometer otro delito de estragos. Por su parte, el abogado de la víctima ha rebajado su petición a 12 años de cárcel por un delito de lesiones terroristas y otro de daños terroristas, al tiempo que ha solicitado su inhabilitación, la prohibición de aproximarse a su defendida durante una década y la libertad vigilada durante siete años.
Los abogados de los acusados han solicitado la libre absolución de los acusados, que se desvincularon del atentado del Pilar y el frustrado contra el Monasterio de Montserrat de Barcelona durante la primera sesión del juicio, en la que intentaron defender las 'virtudes' que, a su juicio, tiene el anarquismo y tuvieron que ser cortados por la presidenta del tribunal, Ángela Murillo. "¡Mítines aquí no!¡Aquí no!", exclamó.
(HABRÁ AMPLIACIÓN)