Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fiscal Superior pide el archivo de la causa contra Arraiz al considerar que no enalteció la actividad terrorista

El Fiscal Superior del País Vasco, Juan Calparsoro, ha pedido, de nuevo, a Borja Iriarte, juez instructor de la causa abierta contra el presidente de Sortu, Hasier Arraiz, por supuesto enaltecimiento del terrorismo, que se proceda al sobreseimiento y archivo de las actuaciones al considerar que el encausado no se refirió a la actividad terrorista de ETA cuando en noviembre de 2013 avaló la trayectoria y estrategia de la izquierda abertzale durante los últimos 35 años.
El magistrado instructor, apoyado por la Fiscalía, había archivado en abril las diligencias abiertas contra el dirigente de Sortu a partir de la denuncia interpuesta contra él por Dignidad y Justicia por las declaraciones que realizó el 18 de noviembre de 2013 en Bilbao en un acto de homenaje a Santiago Brouard y Josu Muguruza, asesinados por los GAL, pero la Sala Civil y Penal decidió el pasado 16 de julio que se reabriera el caso.
Borja Iriarte citó a declarar, otra vez, a Hasier Arraiz el pasado 4 de septiembre, y la pasada semana Juan Calparsoro remitió un nuevo escrito al magistrado para que proceda, de nuevo, al archivo del caso. Se trata de la segunda ocasión en la que solicita el sobreimiento.
Según han informado a Europa Press fuentes jurídicas, Calparsoro cree que no hay datos ni indicios suficientes para entender que Arraiz se refiriera al terrorismo de ETA cuando hizo las declaraciones y considera que aludió a la actividad política que entonces desarrollaba la izquierda abertzale.
El magistrado deberá decidir si sobresee las actuaciones o, si por el contrario, resuelve proseguir con las diligencias y reclama los informes a Guardia Civil, Policía Nacional y Ertzaintza sobre las asociaciones que han formado parte de izquierda abertzale y su vinculación con ETA, tal como pretende Dignidad y Justicia.