Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fiscal pide 35 años de cárcel para el individuo que mató en Mazarrón (Murcia) a dos personas, una de ellas de 16 años

Un Jurado Popular juzgará a partir de este lunes y durante dos semanas al individuo que en noviembre de 2011 mató a dos personas en Mazarrón. Se valió de tres armas, en concreto dos pistolas y un subfusil, cuando carecía de la licencia correspondiente.
El Ministerio Fiscal pide penas que suman 35 años de prisión para este individuo, J.A.S.R., que cuenta con numerosos antecedentes penales al haber sido condenado por delito de tenencia ilícita de armas.
Según las conclusiones provisionales del fiscal, a las que ha tenido acceso Europa Press, los hechos ocurrieron el 13 de noviembre de 2011, cuando el procesado se trasladó hasta Mazarrón, donde se hospedaba en el hotel Costa.
Cargado con tres armas, sobre las 22.12 horas salió del hoteles y casi una hora más tarde se cruzó con una de las víctimas cuando paseaba por la avenida de la Constitución.
Sin "razón conocida", sostiene el fiscal, el acusado se acercó a la víctima, que tenía 32 años, y tras una "breve" conversación sacó una de las pistolas y, de forma sorpresiva y sin dar tiempo a la víctima a defenderse, le efectuó tres disparos a poca distancia que le produjeron muerte de forma casi inmediata.
Seguidamente, se marchó del lugar y una dos calles más adelante llegó a la Plaza del Molinete, donde se encontraba sola otra de las víctimas, un joven de 16 años que residía en dicha plaza y que había salido a pasear a su perro.
Cuando el acusado pasó por el lado de la víctima, que se encontraba de pie y parada con las manos metidas en los bolsillos mirando hacia adelante, le efectuó un disparo en la cabeza a corta distancia, produciendo una herida mortal que motivó que falleciera tres días después.
Para el fiscal, los hechos son constitutivos de un delito de tenencia ilícita de armas, por el que procede imponer tres años de prisión; y dos delitos de asesinato, por el que pide 16 años por cada uno.
Asimismo, deberá indemnizar a la viuda en la suma de 400.000 euros y a los padres del joven en 300.000 euros.