Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional pide nuevos informes policiales tras los arrestos por los incidentes del 22M

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado nuevos informes policiales sobre los detenidos este viernes en una operación policial dirigida a arrestar a los principales autores de los incidentes violentos contra la Policía que tuvieron lugar en Madrid el pasado 22M, concretamente en el Paseo de Recoletos, han informado fuentes del Ministerio Público.
La Fiscalía quiere determinar de este modo si existe relación entre los detenidos y grupos anarco-insurreccionalistas y si la Audiencia Nacional es competente para investigar los hechos. Trabajará en coordinación con la Fiscalía de Madrid, encargada por el momento de la investigación sobre los desórdenes que se investigan en el Juzgado de Instrucción número 30 de Plaza Castilla, han agregado las mismas fuentes.
El operativo, bautizado como 'Operación Puma 70', se ha saldado por el momento con ocho detenidos y nueve imputados, han informado a Europa Press fuentes policiales. Entre ellos hay integrantes de grupos antifascistas, anarquistas y también integrantes de los 'Bukaneros', los seguidores radicales del Rayo Vallecano de Madrid. Por el momento todos son mayores de edad y se les acusa de desórdenes públicos, atentado contra la autoridad y lesiones.
Para lograr la identificación de estos detenidos ha sido fundamental la colaboración ciudadana, han dicho estas fuentes, según las cuales han recibido llamadas de ciudadanos informando de la identidad de personas a partir de la imágenes difundidas desde ese día en el que resultaron heridas 100 personas, entre ellas 67 policías.
PRIMERA FASE
De hecho, entre los ocho arrestados se encuentra el joven al que en las imágenes se le ve portando una señal de tráfico con la que ataca a los policías. También ha sido detenido el joven que se le vio en las imágenes con una de las piedras de mayor tamaño. A este en particular se le acusa también de que con una lanza artesanal atacó a otro agentes llegando a perforar su chaleco.
La operación se encuentra todavía en una primera fase y continua abierta por lo que no se descartan nuevas actuaciones. La operación ha recibido el nombre de 'Puma 70', que es el nombre del subgrupo del GRUPO 7 de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de Madrid que se quedó aislado en el Paseo de Recoletos recibiendo las agresiones de los violentos.