Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía cree que el líder de Sortu no quiso justificar a ETA al elogiar la trayectoria histórica de la IA

El Fiscal Superior del País Vasco, Juan Calparsoro, mantendrá la petición de sobreseimiento de las actuaciones emprendidas contra el presidente de Sortu y parlamentario de EH Bildu, Hasier Arraiz, al creer que "no quiso justificar el terrorismo de ETA" cuando afirmó, en una charla celebrada en Bilbao el 18 de noviembre de 2013, que estaba "orgulloso" de la trayectoria de la izquierda abertzale en los últimos 35 años, y que ésta no debe "rechazar ni revisar" su pasado.
Calparsoro ha realizado estas declaraciones después de que este pasado miércoles Arraiz prestara declaración ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) en calidad de imputado por un delito de enaltecimiento y justificación del terrorismo y humillación a las víctimas.
Tras su intervención este jueves en la clausura del IX congreso de ErNE celebrado en el Palacio Euskalduna de Bilbao, el máximo representante del ministerio público en Euskadi ha mostrado su disposición a mantener la petición de sobreseimiento, tal como ya había defendido anteriormente en su informe sobre esta cuestión.
Juan Calparsoro ha señalado que, "aunque las palabras dichas por el presidente de Sortu se pueden interpretar en un sentido de justificación el terrorismo, ayer dejó claro que, en ningún momento se estaba refiriendo al terrorismo de ETA, sino a la actividad pública de la izquierda abertzale y la decisión que adoptó en el 78 de no aceptar la transición o el sistema constitucional por entender que no suponía una ruptura respeto a la dictadura".
En este sentido, ha entendido que Arraiz, en su comparecencia ante el juez instructor Borja Iriarte "justificó sus palabras, que, indudablemente, no fueron las más delicadas". "Creo que no hubo ese ánimo (de justificar a ETA), pero es una opinión personal. La acusación particular entiende otra cosa y veremos lo que decide juez", ha concluido.