Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía envía al Supremo la denuncia de Manos Limpias contra Chaves

El vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, durante la sesión de control al Ejecutivo celebrada hoy en el Congreso de los Diputados. EFEtelecinco.es
La Fiscalía Superior andaluza ha remitido a la Fiscalía del Tribunal Supremo la denuncia presentada por Manos Limpias contra Manuel Chaves por ratificar cuando era presidente de la Junta una subvención a la empresa en la que trabaja su hija.
Según ha informado hoy la Fiscalía Superior de Andalucía en un comunicado, esta decisión fue adoptada mediante un decreto el pasado 22 de junio, tras analizar su competencia en el caso y entender que es Supremo quien debe verlo en atención a la condición de aforado del vicepresidente tercero del Gobierno.
Tras registrar la denuncia y designar a un fiscal para su tramitación, la Fiscalía andaluza abordó el análisis de su competencia en el asunto antes de profundizar en los hechos denunciados o la necesidad de su investigación "con las debidas garantías de proporcionalidad, contradicción o defensa".
Para adoptar esta resolución, la Fiscalía Superior de Andalucía ha estudiado la denuncia desde la perspectiva de la fecha en la que supuestamente se produjeron los hechos, en la que Chaves era presidente de la Junta de Andalucía, y desde la situación actual, en la que el denunciado ocupa la vicepresidencia tercera del Gobierno y el Ministerio de Política Territorial.
Mantiene que "en cualquiera de los casos que han sido contemplados", la competencia corresponde a la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, por lo que deberá ser la Fiscalía dependiente de este órgano la encargada de analizar los hechos.
En su denuncia, el sindicato ultraderechista Manos Limpias considera que Manuel Chaves pudo haber incurrido, durante su etapa como presidente de la Junta de Andalucía, en un delito de tráfico de influencias al ratificar una subvención superior a los diez millones de euros a la empresa Minas de Aguas Teñidas (Matsa), de la que su hija es apoderada.