Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía pide el desalojo de un colegio ocupado en Córdoba por la 'Acampada Dignidad' y multas de 720 euros

Supuestamente acordaron ocupar el inmueble "sin consentimiento de ninguna institución administrativa"
La Fiscalía Provincial de Córdoba ha solicitado el desalojo del antiguo colegio Rey Heredia de la capital, ocupado hace más de un año por la 'Acampada Dignidad', al tiempo que pide multas de 720 euros por un delito de usurpación a cada uno de los diez acusados por la ocupación del edificio.
Así se detalla en la calificación provisional de los hechos que ha presentado el Ministerio Público una vez que el Ayuntamiento decidiera derivar el caso a la vía penal. Ahora la acusación particular --el Ayuntamiento-- tendrá que establecer también sus peticiones y los acusados podrán realizar sus alegaciones y, una vez concluido este proceso, se determinará la fecha del juicio, según han detallado a Europa Press fuentes judiciales.
En concreto, el escrito de acusación fiscal, adelantado por 'El Día de Córdoba', determina que sobre las 21,15 horas del 4 de octubre de 2013, "tras celebrarse una manifestación que iba a finalizar con una acampada simbólica en la plaza de Andalucía", un grupo de ocho personas "obrando de acuerdo y en acción conjunta decidieron entrar sin consentimiento de los titulares" en el antiguo colegio Rey Heredia.
El fiscal matiza que el edificio había sido un centro educativo hasta enero de 2012 y que en el momento de la ocupación no tenía uso. En el escrito también se detalla que el Ayuntamiento pidió la desafectación del uso "en dos ocasiones", el 21 de junio de 2012 y el 14 de noviembre de 2013, tras la irrupción de Acampada Dignidad.
Según el relato del fiscal, los acusados "decidieron en una reunión permanecer en el edificio" y, durante este encuentro, se unieron dos participantes más "de forma activa" a los ocho iniciales por lo que el número de acusados se eleva a diez.
Este grupo, según apunta la Fiscalía, acordó "ocupar el inmueble sin consentimiento de ninguna institución administrativa". El documento señala lo que ocurrió después; es decir, que el edificio se destinó a "fines de interés de social" y que, a día de hoy, permanece ocupado.
El Ministerio Público considera que estos hechos son constitutivos de un delito de usurpación y por ello solicita la pena de cuatro meses de multa con una cuota diaria de seis euros, un total de 720 euros, a cada uno de los diez acusados. En caso de no pagar, se impondría un día de prisión por cada dos cuotas impagadas.
Además, el fiscal pide que los imputados indemnicen de manera conjunta "y solidariamente" al Ayuntamiento con 237,56 euros por los gastos de luz y agua "generados durante la ocupación", concretamente el periodo comprendido entre el 4 de octubre y el 13 de noviembre de 2013, cuando Emacsa cortó el suministro de agua. Igualmente, la Fiscalía insiste en "el desalojo del edificio ocupado".
Cabe recordar que el Consistorio decidió a principios de julio llevar a los ocupantes del Rey Heredia por la vía penal y lo argumentó por la "defensa de los intereses generales". El gobierno municipal ha negociado con el Consejo de Distrito Sur la cesión del inmueble, pero pide como requisito previo el desalojo del centro, algo a lo que se opone la 'Acampada Dignidad'.