Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía abre diligencias de investigación contra los hinchas el PSV que "humillaron" a mendigas en Madrid

La Fiscalía Provincial de Madrid ha incoado diligencias de investigación por el comportamiento protagonizado por hinchas del PSV Eindhoven en la Plaza Mayor cuando en la previa del partido del pasado martes "humillaron" a varias mendigas al tirarles monedas y mofarse de ellas.
Según indica en un comunicado el Fiscal Jefe Provincial, José Javier Polo, estos hechos pueden ser constitutivos de delitos por trato degradante (artículo 173 del Código Penal) y delito contra los derechos fundamentales (artículo 510.2) al entenderse que esa actitud "lesiona" la dignidad mediante "humillación, menosprecio y descrédito".
Ayer, Movimiento contra la Intolerancia pidió la intervención de la Fiscalía de Delitos de Odio por los actos de "humillación racista" que, en su opinión, cometieron varios ultras con estas gitanas de origen rumano en la Plaza Mayor, al tiempo que reclamaba al Consejo Superior de Deportes solicitar la aplicación del Código Disciplinario de la UEFA.
Como señaló en un comunicado la organización, los actos a los que se refieren, y que han sido recogidos por varios medios de comunicación con imágenes captadas por móviles y cámaras, responden a la actitud de este grupo de ultras del PSV Eindhoven, equipo que se enfrentó al Atlético de Madrid, en la Plaza Mayor de Madrid.
Según se puede comprobar en imágenes grabadas, estas personas insultaron y humillaron a un grupo de mujeres gitanas de origen rumano que pedían limosna en la céntrica plaza. En opinión de Movimiento contra la intolerancia, "pueden ser constitutivos de delito tras la reforma del artículo 510 del Código Penal".
Este artículo establece, entre otras conductas, penas "para quienes lesionen la dignidad de las personas mediante acciones que entrañen humillación, menosprecio o descrédito de personas o grupos referidos a su condición étnica u origen nacional".
Esto es lo que, en su opinión, debe investigar la Fiscalía con las grabaciones y testimonios disponibles y en colaboración con la Embajada de Holanda "proceder a una posible y necesaria acusación por estas acciones que dañan además de las víctimas directas, a su colectivo y al conjunto de una sociedad democrática que ante tales hechos no debe permanecer indiferente".
A su vez, consideran que el Consejo Superior de Deportes y "dada la claridad meridiana del Reglamento Disciplinario de la UEFA", debe requerir a sus órganos responsables la aplicación de las sanciones previstas en su artículo 14 para cuando "se insulte la dignidad humana de una persona o grupo de personas por cualquier motivo, incluyendo el color de piel, raza, la religión o el origen étnico".
Una responsabilidad que debe ser "requerida a su vez al propio Club de Fútbol PSV Eindhoven, para el que el citado reglamento interpreta responsabilidad en el comportamiento de sus hinchadas asociadas", han indicado.