Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía ve injurias a la Corona en la pitada al himno en el Camp Nou

La Fiscalía ve injurias a la Corona en la pitada al himno en el Camp NouEfe

La Fiscalía ha informado a favor de la competencia de la Audiencia Nacional para investigar por un posible delito de injurias al Rey y a los símbolos o emblemas de España la pitada al himno de España que se produjo durante la final de la Copa del Rey celebrada el pasado 30 de mayo entre el Fútbol Club Barcelona y el Athletic Club de Bilbao.

El Ministerio Público se ha pronunciado así después de que un juzgado de instrucción de Barcelona se inhibiera a favor de la Audiencia Nacional al considerar que los hechos podrían constituir un delito contra el titular de la Corona.
La Fiscalía considera que los silbidos de la final del torneo pueden tipificarse en el artículo 490.3 del Código Penal, que castiga las injurias al Rey en el ejercicio de sus funciones con una pena de seis meses a dos años de prisión si fueran graves, y con una multa de seis a doce meses en caso de no serlo.
A su juicio, la pitada constituye también el delito previsto en el artículo 543 del Código Penal, que castiga las "ofensas o ultrajes a España, a sus comunidades autónomas o a sus símbolos o emblemas, efectuados con publicidad", con una multa de siete a doce meses de prisión.
Manos Limpias se querelló el pasado junio en los juzgados de Barcelona contra el club azulgrana y el Athletic por un supuesto delito de ultraje a España y otro contra los derechos fundamentales al considerarles "responsables directos" de la "masiva y sonora pitada" de la competición copera.
La Fiscalía General del Estado también recibió otras querellas sobre el mismo asunto de un particular y otras que le fueron remitidas por la Ficalía porovincial de Barcelona y que suscribían la Asociación Nacional Arca Ibérica, a las que se añadió el partido Vox y una comunicación del informe emitido por la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el deporte
Las querellas se dirigían también contra varias entidades como cooperadoras necesarias que, en su opinión, facilitaron los silbatos y promovieron la "humillación, vejación y odio a las instituciones y sociedad española en su conjunto". Pedían citar como testigo al presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar.
Entre las asociaciones querelladas están Catalunya Acció Sobirania i Progres; CADCI, Plataforma pel Dret a Decidir, Internacional Comisión of European Citizens, Fundació Pr-esident Macia, Ara o Mai, Catalunya diu Prou, Casal per la Llibertad i la Independencia de Catalunya, Societat Catalana de Lliure Opinió, Movimiento de Cultura Popular El Sotrac y Units per Declarar la Independencia de Catalunya.
Según el escrito de la Fiscalía los hechos objeto del procedimiento se materializaron el 30 de mayo de 2015 cuando se celebró en el estadio de fútbol del Camp Nou la Final de la Copa del Rey entre los equipos Fútbol Club Barcelona y Athletic Club de Bilbao ,en el cual, al reproducirse el Himno Nacional, ante la presencia de Felipe VI de Borbón "se produjo una masiva y colectiva pitada proveniente de parte del público asistente retransmitida dentro de lo que constituía el evento deportivo".
MANIFIESTO POR LA PITADA
Considera la Fiscalía que, si bien lo instruido hasta la fecha revela que la entidad que llevo a cabo la convocatoria fue Catalunya Acció, presidida por Santiago Espot y Piqueras, el resto de asociaciones se adhiriéndose a su manifiesto, titulado "Por la pitada al Himno Español y al Rey Felipe de Borbón".
En dicho manifiesto se señalaba que se presentaba una "ocasión inmejorable para manifestar" que querían "dejar de ser subditos del reino de España" para convertirse "únicamente en ciudadanos de una Cataluña independiente".
Se avisaba de que "el máximo representante político e institucional de España, el rey Felipe de Borbón" iba a hacer su aparición en el palco del estadio mientras sonaban los acordes de la Marcha Real.
"Debe ser entonces cuando , proponemos, todos los seguidores catalanes que asistan al partido ( y los que no también ) deben manifestar sonoramente su desacuerdo, tanto por la presencia del monarca como por el sonido de los acordes del himno español, con una sonora pitada, que sin duda acompañaran también los seguidores vascos", añadía el texto del manifiesto
Este comunicado, según recuerda la Fiscalía en su escrito, se publicitó en el perfil de Facebook de la entidad Catalunya Acció, en donde al día siguiente se anunció que esta entidad y el resto de las impulsoras repartirían miles de silbatos para hacer mas sonora la protesta contra la presencia del monarca español y la interpretación de la marcha real en la capital de Catalunya.