Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía pide ampliar hasta 2005 la investigación sobre las subvenciones concedidas a CCOO-A

La Fiscalía de Sevilla ha solicitado al juez que investiga las supuestas irregularidades halladas en dos subvenciones de 600.000 y 400.000 euros concedidas en 2009 por la Junta de Andalucía al sindicato CCOO-A que amplíe la investigación a las subvenciones concedidas desde el año 2005.
En un escrito elevado al Juzgado de Instrucción número 16 de Sevilla, al que ha tenido acceso Europa Press, el Ministerio Público pide que "se extienda la pericia a las subvenciones nominativas derivadas de los convenios suscritos con el sindicato desde el ejercicio 2005 relativos a la mejora de las Condiciones de Trabajo".
La Fiscalía realiza esta solicitud una vez "finalizadas las diligencias acordadas por el Juzgado" y "ante la sospecha de que las deficiencias en el control y justificación de estas subvenciones se pudieran haber producido no solo en el ejercicio denunciado, sino también en los anteriores".
En el escrito elevado al Juzgado, el Ministerio Público pone de manifiesto que "las diligencias practicadas aportan rasgos de verosimilitud a la sospecha que justifica la ampliación de las investigaciones que se solicitan".
El pasado día 12 de febrero, los dos interventores que analizaron las ayudas comparecieron en calidad de peritos ante el juez Juan Gutiérrez Casillas y ratificaron su informe pericial en relación al presunto "menoscabo" causado a los fondos públicos.
En esta causa, cabe recordarlo, permanecen imputados la exdirectora general de Seguridad y Salud Laboral de la Junta de Andalucía Esther Azorit Jiménez y el secretario de Organización y Finanzas de CCOO-A, Miguel Ángel Soto Cubero.
En su declaración ante el juez, el dirigente de CCOO-A negó cualquier irregularidad y alegó que únicamente "se produjo un error de contabilidad" en relación a 23.000 euros de estas subvenciones que "ya ha quedado solucionado", pues el sindicato ya consignó dicha cantidad en el Juzgado, aunque la Fiscalía defiende que el error en la justificación se refiere a unos 42.000 euros.
LA DENUNCIA
En la denuncia elevada al Juzgado, el Ministerio Público señala que la primera de las ayudas, de 600.000 euros, fue concedida el 22 de mayo de 2009 por el entonces consejero de Empleo, Antonio Fernández, para que el sindicato desarrollara "un plan de actividades divulgativas y de sensibilización sobre prevención de riesgos laborales" a ejecutar entre el 1 de enero y el 15 de diciembre de 2009.
Añade el fiscal que, con fecha 9 de noviembre de 2009, "consta" un documento electrónico firmado por Azorit en el que ésta señala que "de los justificantes verificables relativos a los gastos realizados por el beneficiario, resulta acreditado que la subvención ha sido aplicada parcialmente a la finalidad para la que se concedió, constando por tanto su cumplimiento parcial así como el correspondiente gasto parcial de la actividad subvencionada".
CHARANGA 'LOS PIRATAS'
No obstante, "de las comprobaciones iniciales efectuadas" por la Policía Judicial se concluye que "la suma total de los gastos justificados, salvo error u omisión involuntaria, asciende a un total de 609.106,09 euros", pero teniendo en cuenta la documentación remitida por CCOO-A "se deduce un exceso de justificación de 13.427,97 euros".
El fiscal indica que, con cargo a la subvención recibida, el sindicato justificó 34.553,75 euros "con cargo" a una manifestación celebrada el 22 de abril de 2009, partida dentro de la que se incluye una factura por la actuación de la charanga 'Los Piratas', otra correspondiente a 194 almuerzos, y una tercera por el transporte en autobús desde distintas localidades de la región andaluza.
"Una mínima comprobación de la documentación aportada por CCOO-A como justificación del 75 por ciento de la subvención debiera haberse traducido en la no aceptación de los gastos" relativos a esta manifestación, "lo cual supone de forma indiciaria un reintegro de fondos públicos de un mínimo de 20.383,78 euros", cantidad que resulta de restarle a los gastos de la manifestación "el exceso de justificación".
GASTOS POR UN ENCUENTRO QUE NO SE CELEBRÓ
Asimismo, la Fiscalía destaca que se justificaron gastos por la celebración ese mismo día 22 de abril, en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla (Fibes), del 'Encuentro de Salud Laboral, 28 de abril. Día Internacional de la Seguridad y Salud en el Trabajo', aunque la Policía Judicial concluyó que ese día "no consta el desarrollo de actividad alguna en materia de salud laboral" en Fibes.
La segunda ayuda investigada, de 400.000 euros, fue solicitada por CCOO-A el día 9 de junio de 2009 para la financiación del 'Programa de mejora de las condiciones de trabajo en la comunidad andaluza para el año 2009', tras lo que, el 14 de julio de 2010, la propia Azorit firmó un documento señalando que "resulta acreditado que la subvención ha sido aplicada a la finalidad para la que se concedió, constando por tanto su cumplimiento así como el correspondiente gasto de la actividad subvencionada".
No obstante, y por resolución dictada por el consejero de Empleo el 2 de noviembre de 2010, se redujo la cuantía de la subvención a 397.928,98 euros, añade el fiscal, que explica que, "de las comprobaciones iniciales realizadas" por la Policía Judicial "se pone de manifiesto que, entre los gastos justificados, se adjuntan dietas y facturas correspondientes a desplazamientos, alojamientos y comidas por importe de 26.927,96 euros".
"Una mínima comprobación arroja como resultado la conclusión de que algunos de los gastos por transporte y dietas que se recogen con el concepto de 'coordinación de actividades', refleja viajes a Málaga desde Sevilla los viernes e itinerario de vuelta el lunes", asevera.