Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía pide 24 años de prisión, para un empresario minero acusado de defraudar más de 4,8 millones

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita penas que suman 24 años de prisión, multas e indemnizaciones para un empresario minero acusado de defraudar más de 4,8 millones de euros a la Hacienda Pública en las declaraciones del IVA y el IRPF de los ejercicios 2001 a 2004.
Según informa el Ministerio Fiscal en una nota de prensa, en el banquillo se sentará otro empresario acusado de firmar las declaraciones de ambos impuestos correspondientes al ejercicio 2004 como administrador de la sociedad, siguiendo las instrucciones del primero. La vista oral se celebrará este jueves en el Juzgado de lo Penal número tres de Oviedo, a las 10.00 horas y está previsto que continúe el viernes 19.
El Ministerio considera la empresa del acusado, cuyo objeto social se centra en la explotación minera de la antracita, presentó autoliquidaciones periódicas por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), sabiendo los acusados que se trataba de unas cifras muy por debajo de las reales.
Se falseaban los datos referentes a las retenciones en sueldos y salarios para, de este modo, dejar de ingresar en la Hacienda Pública la deuda tributaria que se debió pagar a cuenta por las retenciones practicadas, presentando después la declaración resumen anual con unos datos mas ajustados a la realidad pero sin ingresar en la Hacienda Pública las cantidades que corresponderían. En lo referente al IRPF se considera que las cuotas defraudadas son de 524.936,84 euros (año 2001), 529.829,30 (año 2002), 552.180,84 euros (año 2003) y 504.761.20 euros (año 2004). Respecto al IVA, la Fiscalía entiende que las cuotas defraudadas son 822.424,71 euros (año 2001), 717.573,64 euros (año 2002), 586.648,28 euros (año 2003) y 566.242,25 euros (año 2004).
La Fiscalía considera que el acusado fue el administrador de hecho de la empresa entre 2000 y 2005 y que el otro acusado firmó las declaraciones correspondientes al año 2004 como administrador, siguiendo las instrucciones del primero. Además el empresario ya fue condenado en 2000 como autor de cuatro delitos contra la Hacienda Pública a penas que suman 4 años y 8 meses de prisión.
El Ministerio Fiscal considera que el primero de los acusados es autor de ocho delitos contra la Hacienda Pública, con la agravante de reincidencia, y solicita que se le imponga una condena de tres años de prisión por cada uno de los delitos --en total 24 años--, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena; multa del tanto de la cuota defraudada (4.804.597 euros), con responsabilidad subsidiaria de la empresa minera en caso de impago; pérdida del derecho a percibir ayudas o subvenciones públicas y del derecho a gozar de beneficios o incentivos fiscales o de la Seguridad Social durante tres años; y pago de las costas.
Por otro lado, la Fiscalía considera que el segundo acusado es autor de dos delitos contra la Hacienda Pública y solicita que se le imponga una condena de un año de prisión por cada uno de los delitos, los correspondientes al IRPF y el IVA del ejercicio 2004 --total dos años--; inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena; multa del tanto de la cuota defraudada (1.071.003,45 euros, suma del IVA y el IRPF de 2004), con responsabilidad subsidiaria de la empresa minera en caso de impago; pérdida del derecho a percibir ayudas o subvenciones públicas y del derecho a gozar de beneficios o incentivos fiscales o de la Seguridad Social durante tres años; y pago de las costas.
Además, en concepto de responsabilidad civil, la Fiscalía solicita que los acusados indemnicen a la Hacienda Pública con 4.804.597 euros (la cantidad correspondiente al año 2004, de forma conjunta y solidaria entre los dos acusados y, el resto, únicamente al primer acusado), más los intereses legales. De esta cantidad será responsable civil directa y solidaria la empresa minera, que asumirá también de forma directa y solidaria las penas de multa impuestas a los acusados.