Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía solicita 250 años de cárcel para los imputados por el 'caso Guateque'

Los supuestos cerebros se enfrentan a 14 y 11 años de prisión por diferentes delitos
La Fiscalía de Madrid solicita penas que suman hasta 250 años de prisión para los 34 procesados en el 'caso Guateque' en el que se investiga una presunta trama de corrupción de licencias exprés en el Ayuntamiento de Madrid, han informado a Europa Press fuentes jurídicas.
El caso se remonta al 14 de noviembre de 2007 cuando se produjo la detención de dieciséis personas por orden del juez Santiago Torres, al frente entonces del Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid. La intervención judicial en la Gerencia de Urbanismo y la Concejalía de Medio Ambiente descubrió una red de cobro de comisiones ilegales en el seno del Ayuntamiento.
En el escrito de acusación, al que tuvo acceso Europa Press, el fiscal señala que en el periodo investigado determinadas empresas dedicadas a "la tramitación de obras y actividades, así como a las correspondientes licencias urbanísticas, y algunos profesionales y gestores, se han dedicado a la solicitud de cantidades de dinero a los promotores, para destinarlas ilícitamente a su entrega a distintos funcionarios del Ayuntamiento de Madrid".
"Funcionarios destinados en las Juntas de distrito, Gerencia de Urbanismo o el Área de Medio Ambiente, los cuales utilizaban sus cargos técnicos como medio para lucrarse, desviándose del interés público que debían defender", añade el texto judicial.
Agrega que "la contrapartida de estos sobornos era el trámite favorable de los correspondientes informes urbanísticos, tanto en cuanto a su agilización, adelantando el turno sobre otros expedientes, como en cuanto a un control menos riguroso para obtener informe favorable al proyecto solicitado, llegando en ocasiones a la consecuencia de informes técnicos arbitrariamente y contrarios a la legalidad urbanística y ambiental".
En el marco de la instrucción estuvieron cumplieron prisión preventiva un total de diez imputados, entre ellos los cerebros de la trama. Seis años después, se acordó la imputación formal de 34 personas por delitos de cohecho, negociaciones prohibidas para los funcionarios y prevaricación ambiental, entre otras infracciones penales.
Tras concluir la investigación, el instructor acordó levantar la imputación de un total de 45 personas. Entre ellas destacaba la mujer del exconsejero del Gobierno regional e imputado en el 'caso Gürtel' Alberto López Viejo. Estaba imputada por la concesión de una de las licencia del restaurante que regenta en el distrito Retiro.
SIETE TRAMAS
En el escrito de acusación, al que tuvo acceso Europa Press, el representante del Ministerio Público habla de siete tramas de tráfico de influencias en el que están implicados varios exfuncionarios del Ayuntamiento de la capital. Y pide penas de entre 10 meses de cárcel y 31 años de prisión.
En cuanto a las penas, el fiscal reclama 14 años de prisión para uno de los presuntos cabecillas. Se trata de Victoriano Ceballos, quien estuvo al frente de la División municipal de Impacto y Análisis Ambiental de Medio Ambiente. Se le acusa de cuatro delitos de cohecho, seis de negociaciones prohibidas para los funcionarios y prevaricación ambiental.
Otro de los supuestos cerebros era Joaquín Fernández de Castro, a quien se imputa ahora un delito de cohecho, nueve delitos de prevaricación ambiental, y uno de negociaciones prohibidas a los funcionarios. Se enfrenta a una petición fiscal de 11 años de prisión.
Además, pide penas de hasta 21 años de cárcel para los acusados Santiago Castillo y el funcionario municipal Carmelo García. El primero forma parte del grupo de empresarios que se beneficiaron de los favores de los funcionarios.
LA sociedad AC93, una de las piezas claves del sumario, era propiedad de estos dos imputados. La empresa se encargaba de falsificar documentos para solicitar las licencias que formaron parte del entramado corrupto.
También se piden penas de siete años de cárcel para cuatro exdirectivos de Seguros Ocaso en relación con unos obras irregulares que se realizaron en el edificio de la calle Princesa.
La mayor petición de penas se realiza al empresario Eduardo Agustino, quien se enfrenta a 31 años de cárcel por un total de diecisiete delitos de corrupción realizados a través de su empresa Agustino Proyectos.