Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fomento presupuesta 600.000 euros en 2015 para proyectar la transformación en autovía de la N-230 en Huesca

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha asegurado que en su departamento ha presupuestado en 2015 un total de 600.000 euros para encargar los proyectos de desdoblamiento de la N-230 en Huesca, para la conversión en autovía de los seis tramos en que se ha dividido la obra.
Pastor ha respondido en el Pleno del Senado a una pregunta del senador de la Entesa Francisco Boya, quien ha recriminado a Fomento la situación de esta carretera, que discurre entre Huesca y Lleida y en la que se producen un gran número de accidentes de tráfico, según ha denunciado.
Boya se ha remitido a las explicaciones que la propia ministra dio al inicio de la legislatura sobre las necesidades de inversión en esta carretera para exigir los 1.248 millones que Pastor calculó que eran necesarios. "Cerca de tres años después, muchos accidentes más, la última víctima un bebé de tres meses, la carretera nacional 230 sigue siendo una pésima carretera", ha denunciado.
El senador ha resaltado el estado de la carretera concretamente en el kilómetro 113, en el que "vuelcan los camiones articulados y cortan durante horas" la circulación. "La carretera tiene mala conservación, ninguna inversión y ninguna previsión para cambiar esta realidad que le describo", ha añadido, para advertir a la ministra de que, a estas alturas de legislatura, "no puede hablar de la herencia recibida",
Pastor ha defendido las inversiones en mantenimiento que hace su ministerio y que se han impulsado los proyectos y obras paralizados, ha dicho, cuando ella llegó a Fomento.
TRAMOS EN OBRAS
Entre otros detalles, ha asegurado que entre Lleida y Roselló, se han retomado las obras en 2013, adjudicadas en 2009 pero sin comenzar dos años después; el tramo entre Almenar y Alfarrás estará terminado el año que viene y en ese ejercicio se encargarán los proyectos para convertir la nacional en autovía en Huesca, con un presupuesto de 600.000 euros. Entre Soperia y la frontera francesa, ha añadido que se impulsan los estudios informativos.
Además, la ministra ha asegurado que existe un contrato integral de conservación por valor de 4,2 millones para todo el tramo de la nacional y que la reparación de la carretera en el Vale de Arán supone 23 millones.