Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Forcadell defiende la "libertad de voto" en JxSí para temas en los que haya divergencias

"En otros países no es extraño, es extraño en el Estado español"
La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha defendido que JxSí apueste por dar "libertad de voto" en aquellos temas que, al no figurar en el programa electoral, haya divergencias de opinión entre las formaciones que integran este grupo parlamentario.
"La libertad de voto está bien porque votas en conciencia y puedes responder ante tus electores o ante tu conciencia de lo que has votado", ha defendido en una entrevista de Europa Press, después de que JxSí se haya dividido en algunas votaciones de los dos últimos plenos.
Forcadell atribuye esta libertad a que JxSí es una coalición novedosa de varios partidos que, además, tiene a independientes como ella: "Hay cuatro partidos y personas que somos independientes, y ya dijimos que nosotros ejerceríamos la libertad de voto".
Asegura que lo vive con naturalidad y que esto no tensiona el grupo, y ha recordado que JxSí ya ha votado internamente en sentidos diferentes en una votación sobre el monumento franquista de Tortosa y sobre la reforma laboral.
"Hay visiones diferentes y maneras de entender diferentes. Es una riqueza. (...) Teníamos claro que en cosas que no fueran estrictamente del proceso --soberanista-- habría libertad de voto y esto es lo que está pasando", ha concluido.
Ha recordado que en otros sistemas políticos es algo habitual: "Yo creo que la libertad de voto está bien. Pasa en otros países, donde no es extraño. En todo caso sí que es extraño en el Estado español, pero no en otros sitios".
JxSí está formado por CDC, ERC, MES y Demòcrates y cuenta con diputados que fueron militantes del PSC, Unió e ICV: "Esta situación es excepcional y hace que pasen cosas que no habían pasado nunca en este Parlament".
LEY ELECTORAL: "ME GUSTARÍA"
El Parlament fracasó en la última legislatura en la elaboración de la ley electoral por falta de consenso, y Forcadell ve difícil que en la actual se consiga: "El hecho que la legislatura sea corta lo complica bastante".
"Me gustaría aprobarla, claro que me gustaría, pero la iniciativa corresponde a los grupos o al Govern", ha concluido, recordando que los trabajos no empezarían desde cero porque existen propuestas de las legislaturas anteriores que podrían ser punto de partida.
PRESUPUESTOS DE CONSENSO
Forcadell ha destacado el pleno sobre pobreza de esta semana, asegurando que "todos los grupos parlamentarios son conscientes de que muchas de las medidas que se aprobaron, si no hay Presupuestos, no se podrán sacar adelante".
"Espero que por parte del Govern y de los grupos sean responsables y se pueda llegar a un acuerdo", ha concluido, argumentando que hay voluntad de acuerdo porque en el pleno de pobreza se aprobaron 13 propuestas de resolución por unanimidad.
Otra proyecto destacado del Parlament es la comisión de estudio del Proceso Constituyente, que la presidenta afirma que estará abierta "al diálogo con todos para que todo el mundo se sienta escuchado", incluidos los que no comparten el objeto de la comisión.