Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Foro Asturias critica la "tibieza" del Gobierno y exige un espacio político de diálogo con Cataluña

El diputado de Foro Asturias, Enrique Álvarez Sostres, aprovechará el debate que sobre la consulta soberanista acogerá este martes el Congreso para criticar la "tibieza" del Gobierno ante el desafío secesionista que impulsa el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y le exigirá que habilite un espacio político de diálogo con Cataluña. "Es una obligación inexcusable", señala.
En declaraciones a Europa Press, Álvarez Sostres ha avanzado que votará en contra de la propuesta procedente del Parlament catalán pidiendo al Gobierno la competencia para la celebración del referéndum soberanista.
Durante su intervención en el Pleno, el diputado asturianos subrayará al Ejecutivo que, frente a la "huida hacia delante" de Mas, es momento de que apueste por el diálogo con la Generalitat catalana y con los impulsores de la consulta soberanista y abandone la "tibieza" y "el dejar hacer y pudrirse" que, a su juicio, caracteriza al Gobierno de Mariano Rajoy.
Y EL PSOE "NADANDO EN LA INDEFINICIÓN"
Pero también cargará contra el PSOE por ser, según sus palabras, el "impulsor, con la irresponsabilidad del expresidente Zapatero y a través del tripartito catalán", del actual estado de la situación, y por continuar "nadando en la indefinición" con su solución de "emergencia" federal.
Álvarez Sostres, que espera que el de este martes no sea un debate bronco --"aunque todo es posible porque eso forma parte del 'atrezzo'--, augura que, tras el rechazo mayoritario que recibirá la propuesta catalana, el siguiente paso que darán los nacionalistas e independentista será "forzar" la situación para lograr "un buen escenario" que dé a Cataluña ventajas fiscales y de financiación "con la consecuente repercusión negativa al principio de igualdad y solidaridad de ciudadanos y territorios consagrada en la Constitución".