Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Foro de la Izquierda pide a los partidos un compromiso con valores democráticos

Entre los firmantes del decálogo se encuentran escritores como Bernado Atxaga, Almudena Grandes (en la imagen de archivo) y Lolo Rico; el académico de Euskaltzaindia José Luis Lizundia; el representante de Amnistía Internacional Andrés Krakenberger; el presidente del Comité Español Solidaridad con Irak, Carlos Varea, además de profesores de la UPV como Periko Ibarra. EFEtelecinco.es
Representantes de organizaciones sociales y del mundo de la cultura del País Vasco han elaborado dentro del Foro Social de la Izquierda-Ezkerra Bizi Bizi un decálogo de propuestas en las que reclaman a los partidos asumir unos mínimos valores democráticos y lograr un amplio consenso sobre políticas socioeconómicas.
Entre los firmantes del decálogo se encuentran escritores como Bernado Atxaga, Almudena Grandes y Lolo Rico; el académico de Euskaltzaindia José Luis Lizundia; el representante de Amnistía Internacional Andrés Krakenberger; el presidente del Comité Español Solidaridad con Irak, Carlos Varea, además de profesores de la UPV como Periko Ibarra.
Junto a ellos, también han participado en la reflexión, el ex fiscal especial Anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo, periodistas como Antonio Álvarez Solís y actores como Karra Elejalde y Aitor Mazo.
Ante las próximas elecciones autonómicas en el País Vasco y "ante los enormes retos que debe afrontar la sociedad vasca", el Foro Social de la Izquierda ha aconsejado a los partidos por reforzar los valores democráticos empezando por expresar "un compromiso radical con el derecho a la vida y con la paz".
Así, ha señala que "en Euskadi no hay lugar para justificar ningún tipo de violencia", ni asesinatos, ni la extorsión o la amenaza, al tiempo que se preguntan cómo es posible "que aún haya casos de tortura" y "se penalicen las ideas mediante la aplicación oportunista y arbitraria de leyes".
El Foro considera que "las reivindicaciones políticas legítimas no pueden ser impuestas por la violencia, del mismo modo que nadie debe ser perseguido por defenderlas".
También han reclamado a los partidos que se comprometan con impulsar la participación ciudadana, como "ejercicio de profundización democrática", y dotar a la sociedad de "instrumentos reales de intervención" para que "el derecho a decidir" pueda ser "aplicable al conjunto de materias de interés social" y también "en relación con el modelo de Estado o las relaciones Euskadi-España.
El decálogo plantea también un compromiso con la república federal o confederal, de manera que se pueda "pactar un punto de encuentro, una casa común en la que podamos sentirnos parte sin tener que renunciar a nuestras ideas" y aboga por la "república como alternativa legítima a la Monarquía ilegítima".
Asimismo, el Foro incluye propuestas de políticas socioeconómicas para superar la crisis desde una apuesta por el desarrollo sostenible, un sistema energético eficiente y basado en energías renovables y un compromiso con el empleo.