Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francisco de Vitoria pedirá una reunión urgente con Catalá y Lesmes tras el último infarto de un juez en su despacho

Denuncia la proliferación de dolencias y afecciones cardíacas entre los jueces derivadas del estrés y no descarta ninguna acción próximamente
La asociación de jueces y magistrados Francisco de Vitoria solicitará una reunión "urgente" con el ministro de Justicia, Rafael Catalá, y el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, tras conocer el infarto que sufrió este lunes un magistrado de lo Mercantil en su juzgado y la "proliferación" de dolencias y afecciones cardíacas derivadas del estrés en este colectivo.
La organización judicial quiere abordar el problema de la sobrecarga de trabajo y las sustituciones y de no obtener una respuesta "satisfactoria" no descarta "ninguna actuación en un futuro próximo". En este sentido, recuerda que el propio órgano de gobierno de los jueces desveló que casi la mitad de los juzgados soporta una carga superior al 150%.
Francisco de Vitoria ha deseado una pronta recuperación a su compañero tras el infarto sufrido en "horas de audiencia y en la sede judicial" y ha celebrado que el CGPJ lo tramite como accidente de trabajo. Más allá del caso concreto, ha mostrado su "profunda preocupación por los ya varios (demasiados) fallecimientos y accidentes coronarios de jueces y magistrados ocurridos en fechas recientes y por la proliferación de dolencias y afecciones cardíacas y derivadas de estrés en el colectivo de jueces y magistrados".
"No puede ser una casualidad y es evidente que esta situación está íntimamente vinculada a la enorme sobrecarga de trabajo soportada" y a sus condiciones laborales, según ha denunciado en un comunicado.
RECLAMA UN PACTO DE ESTADO Y MÁS PLAZAS
De este modo, ha reclamado un "verdadero pacto de Estado sobre Justicia", la convocatoria anual de 200 plazas de oposiciones a juez durante los próximos cinco años y habilitación presupuestaria inmediata para reforzar los órganos judiciales con sustitutos y así evitar que un magistrado asuma "dos, tres y hasta cuatro" juzgados si su colega está enfermo.
Ha instado también a modificar el Reglamento del Mutualismo Judicial a fin de garantizar la presencia de jueces en los órganos de Gobierno de la Mutualidad y restablecer que estos tengan los mismos derechos y prestaciones, "ni más ni menos", que los demás mutualistas.
En este sentido, ha criticado que se hayan suprimido prestaciones como la asistencia psicológica en la Mutualidad General Judicial y ha denunciado la congelación salarial durante cinco años consecutivos y las dos "bajadas" de sueldo a los jueces.
"Con apenas 10 jueces por cada 100.000 habitantes, España está en la mitad de la media de la Unión Europea, que llega a los 21,3", ha concluido, para exigir a los responsables de Justicia y CGPJ que dejen de "hacer el don Tancredo" y no permanezcan ajenos a esta realidad.