Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fundació Pere Tarrés cesó el monitor en prácticas del Colegio Sants-Les Corts y comunicó el abuso a la Dgaia

L'Escola de l'Esplai de Barcelona de la Fundació Pere Tarrés ha asegurado que, el mismo día que tuvo conocimiento de los supuestos abusos por parte de un estudiante de su curso de monitor de ocio, lo apartó de las prácticas de comedor en los Maristas de Sants-Les Corts y lo comunicó, conjuntamente, a la Direcció General de Joventut de la Generalitat de Catalunya Dgaia.
El 3 de diciembre de 2015 la dirección de los Maristas de Sants comunicaron a l'Escola de l'Esplai una denuncia de una familia por acoso sexual a un niño por parte de un monitor del comedor escolar, ha explicado la fundación este jueves en un comunicado, en el que ha aclarado que "no se trataba de un trabajador de la Fundació Pere Tarrés, sino de un estudiante" en prácticas.
L'Escola de l'Esplai lo apartó inmediatamente de las prácticas de comedor escolar y de cualquier actividad que implicara contacto con niños, comunicándole por escrito --por burofax-- su cese como alumno en prácticas y "la imposibilidad de obtener el título de monitor de ocio", a la espera de las conclusiones del poder judicial.
En el comunicado, han asegurado que intervinieron "sin demora para proteger al niño", comunicando el suceso a la Dgaia, y coordinándose con la dirección de los Maristas siguiendo pautas compartidas y aceptadas.
NINGUNA VINCULACIÓN
L'Escola de l'Esplai ha asegurado que no tiene actualmente ninguna vinculación con esta persona, que empezó la formación de monitor el 14 de septiembre del mismo año, una inscripción que no precisa selección previa: "El único requisito es tener 18 años, según la normativa de la Dgaia".
La entidad ha sostenido que pone "especial atención" en los procesos de detección y comunicación de cualquier tuvo 20.684 alumnos en cursos de ocio y acción social, sin ninguna otra incidencia, y se ha puesto a disposición de las autoridades judiciales y policiales.
La Fundació Pere Tarrés dispone de protocolos internos de actuación en casos de sospecha de abuso sexual y otros maltratos graves que están a disposición de todos los trabajadores, a través de la Intranet.