Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fundación Sabino Arana critica a quienes ponen "palos en la rueda de la paz" y apuesta por una "paz de mano tendida"

Atutxa subraya que no será la de la "victoria ni de la derrota, ni la paz de las trincheras ni la de los cementerios"
El presidente de la Fundación Sabino Arana y exconsejero de Interior del Gobierno vasco, Juan Maria Atutxa, ha criticado a "quienes se empeñan en poner palos en la rueda de la paz" y ha apostado por la paz "de la mano tendida, de todos los derechos humanos para todas las personas".
Durante su intervención en los premios Sabino Arana que se han entregado este domingo en el Teatro Arriaga de Bilbao, Atutxa ha reconocido, además, que el País Vasco tiene "un tesoro", que es la cohesión social, y ha abogado por defenderlo, ya que la crisis económica lo está poniendo a "a prueba".
Tras destacar que los seis galardonados de este año "representan lo mejor de nosotros mismos", ha defendido que el valor añadido de Euskadi se encuentra en "la grandeza de los valores que impulsamos y desarrollamos".
Juan María Atutxa, que ha reconocido tener como "sueño" una Euskadi en paz, "entre todos y para todos", y ha defendido que "un día ese sueño se hará realidad".
"No será ni tu paz ni mi paz, será la paz de todos. No será la paz de la victoria ni de la derrota, ni la de las trincheras ni la de los cementerios. No será la paz de la amnesia y el olvido, sino que será la paz mas difícil, la paz sin odio, la paz del dialogo de la reconciliación", ha considerado, para añadir que será "la paz de la mano tendida, de todos los derechos humanos para todas las personas".
En este contexto, ha criticado que haya "quienes se empeñan en poner palos en la rueda de la paz", pero ha advertido que "somos más, infinitamente más quienes estamos dispuestos a aportar nuestro granito de arena a este sueño". "Un día estoy convencidísimo de que la paz será el premio", ha remarcado.
CRISIS ECONÓMICA
En su intervención, también ha reconocido que el País Vasco tiene "un tesoro", que es la cohesión social, y ha abogado por defenderlo ya que la crisis económica pone "a prueba nuestra compromiso con la cohesión".
"No se trata de caridad mal entendida, ni de tranquilizar nuestras conciencia, sino de satisfacer necesidades básicas de mas de 75.000 vascos y de hacer de Euskadi una tierra comprometida con la justicia social, especialmente en tiempos difíciles", ha indicado, para añadir que "se trata de remar juntos porque todos formamos parte de la misma trainera".