Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Galicia mantiene la "estabilidad presupuestaria" al cierre del ejercicio de 2010, con un 2,38% de déficit

Feijóo ve que la propuesta de recapitalización europea la "acreditación clara" de que las autoridades de la UE "dudan" de la deuda española
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha ratificado que Galicia "mantuvo la estabilidad presupuestaria" en el cierre del ejercicio presupuestario de 2010, con un déficit del 2,38 por ciento, lo que ha interpretado como "una buena noticia" y un "beneficio" para la comunidad, sus proveedores y el conjunto de España en un momento de "extraordinaria dificultad" para las administraciones públicas.
Lo ha manifestado en la rueda de prensa posterior al Consejo de la Xunta, en la que ha informado de que la cuenta general de la comunidad, que constata un déficit dos décimas por debajo del 2,4 por ciento del PIB autorizado por el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), será ahora remitido al Parlamento y la Consejo de Cuentas.
"Galicia y Madrid son las dos únicas comunidades que cumplieron con el objetivo fijado por el CPFF en 2009 y 2010", ha proclamado, satisfecho, el presidente gallego, quien ha defendido que su Ejecutivo gestiona "con realismo", sin prever "ingresos ficticios" en plena crisis, y con la intención de generar "confianza" a los mercados para que los inversores apuesten por Galicia para acometer sus proyectos.
Feijóo se ha hecho eco de la Cuenta General presentada en esta jornada por la consejera de Hacienda, Marta Fernández Currás, en la reunión semanal del Ejecutivo autonómico, en la que se señala que Galicia finalizó el ejercicio de 2010 con un déficit de 1.324 millones de euros en términos de contabilidad nacional.
Tras insistir en que Galicia continuará por la "vía" de trabajar para ajustarse al criterio de equilibrio de las cuentas públicas, extremo "difícil pero no imposible" en la actual situación, ha destacado el logro de que la deuda pública de la comunidad esté "por primera vez" por debajo de la media del resto de autonomías.
Ha defendido que con este tipo de actuaciones se contribuye a la "obligación" de que España "salga de una situación muy compleja". No en vano, ha dado por hecho que, si el resto de comunidades tuvieran un déficit como el que registró en Galicia en 2010, la deuda pública soberana no se vería "lamentablemente sometida a tensiones" y los bancos no necesitarían recapitalizarse.
PROPUESTA DE RECAPITALIZACIÓN DE LA UE
Precisamente, con respecto a la propuesta de recapitalización planteada en cumbre europea, Núñez Feijóo ha interpretado que constituye la "acreditación clara" de que las instituciones europeas y los primeros ministros tienen "dudas" sobre la deuda pública española, lo que ha interpretado como una "dificultad adicional".
"El riesgo de que el aumento de reservas de las entidades financieras españolas puedan estrangular aún más el crédito disponible", ha alertado, para añadir que el Ejecutivo que salga de las urnas el próximo 20 de noviembre tendrá una dificultad "añadida" a la crisis. "Por si no teníamos bastantes problemas, ahora hay otro con la reputación de la deuda", ha lamentado.
Por último, ha vuelto a criticar los "bandazos" financieros del Gobierno central. "Supongo que, cuando se ve como a los bancos se les pide un aumento de sólo un punto más de recapitalización, pensaremos automáticamente por qué a las cajas se les pidió pasar del 5 al 10 por ciento", ha subrayado.