Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gallardón dice que la guerra contra el terrorismo internacional "está declarada" y pide unidad para enfrentarla

"Sería muy triste que los españoles hubiéramos decidido dejar de querer ser una nación", advierte
El exministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón ha señalado este martes que la guerra contra el terrorismo internacional "está declarada" y ha pedido que exista conciencia de que la capacidad de destrucción del "enemigo" es superior a la que tiene Occidente "por la incapacidad" del mismo a utilizar los mecanismos de defensa.
Así se ha expresado el también exalcalde de Madrid durante su intervención en las jornadas sobre 'Seguridad vs Libertad', organizadas por el Instituto Atlántico de Gobierno. Durante su intervención, ha recordado que el debate sobre esta cuestión es "incómodo" aunque "absolutamente procedente". "Para mantener nuestras más profundas libertades y nuestro modelo social a lo mejor tenemos que renunciar parcialmente a algunas de nuestras cotidianas libertades", ha manifestado.
"Podemos seguir aplicando los mismos parámetros de equilibrio entre libertad y seguridad que hacíamos cuando los enemigos de la libertad eran elementos conocidos controlables. Aquí en España los hemos vivido, pero locales y no globales. Ahí lamentablemente tengo que decir que no puedo dar, de ninguna de las formas, una respuesta positiva", ha dicho y ha agregado que considerado "obligado" que las estructuras modernas de seguridad gestionen conjuntamente estrategias de defensa e inteligencia.
Al respecto, Gallardón ha apuntado que para enfrentar la amenaza terrorista actual es necesario que las estrategias de defensa e inteligencia se articulen de forma supranacional con el fin de que "el enemigo" no consiga acabar con la civilización occidental. "Hoy tenemos que convivir con un adversario enemigo indeterminado que es capaz de aniquilar todo nuestro modelo de libertad", ha sentenciado.
Además, el que fuera titular de Justicia ha advertido de que la libertad no es un dato sino una conquista, al igual que la democracia y ha lamentado que en España las nuevas generaciones ignoren el "logro" conseguido en esta materia durante la Transición. Al respecto, ha dicho que le genera un "profundo desasosiego" comprobar que algunos no son conscientes del "enorme esfuerzo" que ha supuesto conseguir la democracia y libertad en nuestro país.
ESTADO O PATRIA
Al hilo con lo expuesto ha lamentado que la generación actual entienda el concepto de 'nación' como "un mecanismo de prestación de servicios" y, por tanto, haya dejado de ser un "sentimiento compartido". "Hay una inmensa mayoría de españoles que se siente más cercano al concepto de Estado que de patria. Se les lleva a un modelo de análisis sobre si el Estado es bueno o malo en función de si cumple sus expectativas", ha advertido, para añadir que "sería muy triste que los españoles hubiéramos decidido dejar de querer ser una nación".
Sobre las negociaciones de la Unión Europea y Estados Unidos para aprobar el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP), el ex edil madrileño ha argumentado que "hay un profundo desconocimiento" sobre la cuestión y que este acuerdo es el espacio que puede garantizar "más libertad" a los ciudadanos europeos.
"EL TTIP VA A SER EL NUEVO 15-M"
"Aviso yo que estoy absolutamente de acuerdo en el TTIP; es el espacio que nos va a proporcionar más seguridad y más libertad y soy un defensor a ultranza completamente, precisamente porque va a garantizar esos espacios de libertad. Pronostico que el TTIP se va a convertir en el nuevo 15-M no solo de España sino de muchos países de la UE", ha sentenciado.
La jornada, que ha estado moderada por el periodista Hermann Tertsch, ha contado con la participación a su vez del exministro de Defensa Eduardo Serra, y el embajador de España, Javier Rupérez. La jornada ha contado con la presencia del expresidente del Gobierno José María Aznar, a su vez miembro del Consejo del Instituto Atlántico.