Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

García (IU) augura "consecuencias imprevisibles" por las discrepancias en el gobierno andaluz por la Corrala Utopía

El coordinador provincial de IU en Córdoba, Pedro García, ha manifestado este jueves que la militancia de IU está "muy dolida", tras el anuncio de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, de retirar provisionalmente las competencias de adjudicación de vivienda a la Consejería de Fomento y Vivienda, en manos de IULV-CA.
A su juicio, esta decisión "es una injerencia y falta de respeto al acuerdo de gobierno que se hizo", a lo que añade que "hay muchas formas de decir y hacer las cosas, y posiblemente esta no sea la adecuada en dos fuerzas políticas soberanas que han llegado a un respeto y acuerdo de gobierno".
En una rueda de prensa, García ha destacado que la militancia de IU es "muy activa, con mucho orgullo y amor propio", de manera que, según agrega, "cuando creemos que nos sentimos atacados lo que hacemos es defendernos desde el punto de vista ideológico y de la gestión de la administración", y en este caso muestra su "apoyo y cariño" a la consejera de Fomento y Vivienda, la cordobesa Elena Cortés, como consecuencia del "problema que ha supuesto en estos momentos una crisis importante de gobierno, si finalmente la presidenta retira por decreto las funciones de trabajo de Vivienda a la consejera", tras los realojos de la Corrala Utopía, en la capital hispalense.
En este sentido, advierte de que "es muy difícil soplar y sorber a la misma vez, y estamos en un momento político muy complicado y complejo", en el que, a su juicio, "o se está con la banca y los poderosos, o con el pueblo, pero con los dos hoy es prácticamente imposible". Además, señala que "hay dos trincheras", en una están "los poderosos" y en la otra "los trabajadores, entre ellos muchos de los acampados en el Ayuntamiento de Sevilla".
Al respecto, considera que "hay muchas maneras de hacer las cosas y de decirlas". Así, le parece "bien" que Susana Díaz "tenga su opinión sobre cómo hacer las políticas de vivienda", pero, subraya García, "el problema es que se desarrollan en el marco de un acuerdo entre dos partidos y en este caso le toca a IU llevarlas hasta su máxima expresión", motivo por el que cree que "la presidenta de la Junta se ha pasado de frenada".
Preguntado por si cree que la decisión de Díaz es una estrategia de cara a convocar elecciones, el coordinador de IU ha dicho que "estará en la estrategia del PSOE", puesto que "IU no ha hecho esto para romper ningún pacto de gobierno, se ha hecho porque lo creemos", de modo que, a su juicio, "la consejera y su equipo hacen estas cosas porque se lo creen", dado que "no se puede consentir que 22 familias estén durmiendo en la calle con niños chicos".
Por tanto, destaca que "no ha sido nunca la estrategia de IU romper el pacto de gobierno y no ha habido dudas de eso, pero si es una estrategia del PSOE tendrán que explicarlo ellos". No obstante, recalca que "evidentemente no ayuda que la presidenta desautorice a una consejera y mucho menos que le quite su capacidad de gobernar en la Junta, y posiblemente tenga unas consecuencias ahora mismo imprevisibles".
"NO HEMOS HECHO NADA QUE SEA ILEGAL"
Mientras, García ha defendido que "la Consejería ha asumido el realojo de las familias en cumplimiento del mandato judicial de exclusión social y de menores del Juzgado de Instrucción número 3 de Sevilla", de manera que, subraya, "hemos actuado de manera limpia, transparente y con todas las garantías de los procedimientos administrativos reglados, cosa que no se puede decir de pasadas legislaturas en la Junta".
Así, proclama, "no hemos hecho nada que sea ilegal, ni que esté contra la ley, simplemente esta noche ya han dormido 22 familias en vivienda", a lo que agrega que IU ha actuado "conforme a la ideología" y a lo que expresó cuando entró "en el cogobierno, para defender a los más necesitados". En este sentido, dice que no sabe si estos hechos "conllevarán el pacto de gobierno o no", ante lo cual pide "un debate sereno y tranquilo" de los acontecimientos.
Entretanto, indica que desde IU siempre han pensado que "era complejo" hacer su política, teniendo en cuenta que "hace algunos días se votó en el Parlamento andaluz la petición de derogar el artículo 135 de la Constitución Española y el PSOE y el PP votaron en contra y se pusieron al lado de los bancos y entidades financieras", motivo por el que, en palabras de García, "sabíamos que iba a ser muy difícil y complejo hacer política realmente de izquierdas y progresistas, y tomar decisiones complejas, porque el socio de gobierno sigue instalado en una defensa clara y nítida de los intereses de las grandes entidades financieras".
En cualquier caso, asevera que "IU seguirá trabajando para que los andaluces en la medida de lo posible tengan claro que mientras IU esté en el gobierno hay transparencia y sobre todo se van a cumplir todas las leyes, incluida la Ley de la función social de la vivienda, que por desgracia está suspendida".
En definitiva, el coordinador provincial de IU muestra su "solidaridad, cariño y apoyo político y personal" a la consejera de Fomento y Vivienda, porque "ha sido un ejemplo de gestión" con una política que "ha marcado un rumbo totalmente diferente y distinto" en materia de Vivienda "del que se ha hecho en este país en los últimos 20 años", todo ello "con sencillez y honradez".
Y en este caso, puntualiza que prefiere hablar en presente y futuro, porque, según él, Elena Cortés "seguirá siendo la consejera de Fomento y Vivienda sin ninguna duda, hasta que se tome una decisión", tras una situación en la que espera que "se recapacite y se vuelva a la coherencia y la sensatez sobre todo".