Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

García-Margallo acusa a la Generalitat de hacer "serias economías con la verdad" sobre una Cataluña en la UE

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García Margallo, ha acusado a los responsables de la Generalitat de Cataluña de "hacer serias economías con la verdad" sobre una futurible Cataluña independiente en la Unión Europea que, en todo caso, "son contradichas, con 24 horas, por cualquier responsable de la UE" que "restablece la verdad".
García-Margallo ha hecho estas declaraciones este miércoles en Alicante al ser preguntado por un informe del Consejo Nacional de la Transición, según el cual, una Cataluña independiente sí podría quedar dentro de la Unión Europea. El ministro de Asuntos Exteriores ha ofrecido una rueda de prensa posterior a la Reunión Ministerial Informal del Grupo Mediterráneo, que ha congregado a siete responsables de estas carteras de los países mediterráneos de la UE.
Así, García-Margallo ha insistido en que un responsable político tiene como "principal obligación" decir "en todo momento la verdad, y no hacer economías con la verdad", y advertir a la ciudadanía "de las ventajas e inconvenientes que tiene una opción política". Y en ese sentido, ha afirmado que desde la Generalitat catalana se están haciendo "serias economías en este tema" que "son contradichas por cualquier responsable de la UE, que no escriba a petición de parte y que restablece la verdad".
"70 VECES SIETE"
El titular de Exteriores ha puntualizado, además, que "70 veces siete, en términos evangélicos" que se pregunte sobre el futuro de una Cataluña independiente, la respuesta "siempre será la misma", dado que viene marcada por los tratados de la Unión Europea "en sus artículos 4 y 49" y por "la Comisión Europea, que es la guardiana de los tratados" y ha sido "aireada por todos los responsables políticos de la Unión Europea". "Desde el presidente del Consejo hasta todos los comisarios", ha recalcado.
"En síntesis --ha continuado García-Margallo--, desde el punto de vista de la legalidad internacional, un referéndum que no respete la Constitución interna no puede ser aceptado por la comunidad internacional, como ha declarado la Asamblea General de Naciones Unidas por 100 votos contra 11".
Además, ha insistido en que un territorio que se separa queda "automáticamente" e "inmediatamente excluido de la Unión", dado que los tratados "dejan de aplicarse desde el minuto uno" y, por último, el nuevo Estado debe "solicitar su adhesión" en la UE, conforme a los términos del artículo 49 que establece "la unanimidad de los estados miembros".
Asimismo, ha indicado que, mientras tanto, "ese territorio queda fuera de los tratados y de la aplicación que tiene la UE con terceros". "Eso quiere decir que se aplicaría la tarifa exterior común y no las ventajas arancelarias que la UE tiene contraídas con terceros", ha explicado el ministro, quien ha reiterado que se trata "de una advertencia" y "no una amenaza" ya que el Gobierno quiere evitar que los catalanes "sufran un perjuicio" ya que la secesión sería "mala para España", "muy mala para Cataluña" y "no sería buena para Europa, que se encontraría con problemas de pago".