Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

García-Page avisa que si hay intervención Rajoy no se podrá sostener en solitario porque su mayoría sería "papel mojado"

Dice que algunos dirigentes del PP van a necesitar "más rescate que el país" porque no pueden salir a la calle sin "4 carros blindados" Asegura que cada día que pasa el Gobierno pierde capacidad para un consenso nacional, que el PSOE habría apoyado si le hubieran llamado Cree que en el norte de Europa piensan que España es un país de "gandules" e incluso los turistas alemanas tienen una idea equivocada
Dice que algunos dirigentes del PP van a necesitar "más rescate que el país" porque no pueden salir a la calle sin "4 carros blindados"
Asegura que cada día que pasa el Gobierno pierde capacidad para un consenso nacional, que el PSOE habría apoyado si le hubieran llamado
Cree que en el norte de Europa piensan que España es un país de "gandules" e incluso los turistas alemanas tienen una idea equivocada
TOLEDO, 5 (EUROPA PRESS)
El secretario general del PSOE y alcalde de Toledo, Emiliano García Page, ha afirmado que si España es intervenida el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, "no se podría sostener en solitario", porque su Gobierno y su amplia mayoría absoluta "se quedarían en papel mojado" y necesitaría el apoyo del resto de formaciones políticas, especialmente el PSOE. Además, le ha avisado de que "le queda poco tiempo" para buscar "un alto consenso".
"O se busca un altísimo consenso social o probablemente aguantaría muy poco tiempo", ha señalado García Page en una entrevista con Europa Press. A su juicio, si finalmente "cristalizara" la intervención "definitiva del conjunto del país", una situación que ya ve "muy avanzada", la mayoría del PP sería "una mayoría raquítica, de papel".
Para el alcalde de Toledo, Rajoy debería haber aprovechado su mayoría absoluta al inicio de la legislatura para, desde esa "fortaleza", haber instado a un consenso "al más alto nivel" con todos los grupos políticos. Sin embargo, ha apuntado, el jefe del Ejecutivo quiso "quedarse solo en la plaza", en un acto "de soberbia inicial".
Ahora, García-Page ha señalado que Rajoy todavía puede convocar a la oposición y ha asegurado que el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, respondería al llamamiento. "Tengo clarísimo que si Rajoy cita a Rubalcaba para un gran consenso nacional lo va a encontrar ahí", ha remachado.
"CADA DÍA QUE PASA PIERDE CREDIBILIDAD"
No obstante, también le ha avisado de que "le queda poco tiempo" y de que "cada día que pasa pierde credibilidad y capacidad para convocar al país a un gran consenso nacional". "Si hubiera hecho eso --ha insistido--ningún partido político podríamos habernos quedado al margen, hubiéramos entrado necesariamente en un gran pacto de Estado".
El problema es, a juicio del líder de los socialistas castellano-manchegos, que el presidente del Gobierno no está "dando pasos en esa dirección", pese a que en los últimos meses ha habido "motivos suficientes" como para que Rajoy sentara las bases de "un gran acuerdo nacional".
UN GOBIERRNO DE CONCENTRACION NECESITARIA UN TRABAJO PREVIO
García-Page ha apuntado que ahora mismo es "pronto" para "adivinar el final del proceso" en el que está inmerso España, pero ha insistido en que Rajoy debería haber dado pasos cuando "tomó conciencia de que no iba a poder con la crisis", porque lo que está claro, en su opinión, es que "Rajoy ha perdido las riendas del control de la crisis". "Vive en el estrés permanente de que cualquier día le llaman y le dicen que el lunes está intervenido", ha insistido.
Preguntado acerca de si ve una quimera un gobierno de concentración si España es intervenida, el alcalde de Toledo ha recalcado que el presidente no se está moviendo "en esa dirección" y ha explicado que cualquier solución, un gobierno "de concentración o monocolor" necesitaría "un trabajo previo de consenso en las grandes materias".
ESPAÑA NO SALDRÁ ADELANTE "SIN AUTOESTIMA"
El dirigente socialista ha reconocido que estos años en España "hay cosas que no se han hecho bien", pero ha hecho hincapié en que el país no va a salir de esta situación "sin autoestima", que es algo en lo que, en su opinión, está cayendo el Partido Popular.
Además, ha rechazado los tópicos que circulan sobre España, que ha sido "un país de éxito". "Yo creo que en el norte de Europa siempre han pensado que España es un país de gandules, y lo han pensado cuando ponían dinero aunque la fiesta iba bien", ha apuntado. "Muchos de los alemanes que veranean en España, que ven cómo vivimos aquí, que ven que somos alegres, que tenemos sol, que tenemos buenas playas, se llevan una idea equivocada", ha agregado.
En cualquier caso, García-Page ha asegurado que los socialistas no se van a "negar a reconocer errores", pero ha rechazado aceptar que "PP y PSOE sean lo mismo" y ha recordado que al ex jefe del Ejecutivo José Luis Rodríguez Zapatero se le hizo "culpable de todo".
"ZAPATERO SE FUE POR LA ALCANTARILLA ELECTORAL"
"Zapatero se fue por la alcantarilla electoral y sin embargo gobiernos de los más endeudados como el valenciano revalidaron la mayoría", ha afirmado, antes de apuntar que los socialistas valencianos "han pagado los platos rotos de Zapatero" cuando "quien realmente ha hecho que quiebre la comunidad autónoma sigue gobernando".
En su opinión, tras la pasada Legislatura, el PSOE "más que dimitir lo que hizo es pegarse un batacazo electoral", depurando su responsabilidad "de la manera más democrática que se puede hacer". Sin embargo, ahora los ciudadanos "están exigiendo ya dimisiones" de los ministros de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, y de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, por su "penosa gestión".
Además, ha apuntado que el "escándalo" y el "problema" que sufrían algunos políticos socialistas hace unos años en actos públicos ahora "sólo le pasa al Partido Popular: "Hay dirigentes que no pueden salir sin cuatro carros blindados de la Policía Nacional", ha señalado. De hecho, ha recalcado que "algunos dirigentes del PP van a necesitar más rescate que el país".
Dicho esto, el alcalde también ha reconocido que "la evolución de la clase política y de las instituciones siempre va en paralelo a la caída económica", pero ha alertado contra el "proceso" que, en su opinión, creó el expresidente del Gobierno, José María Aznar, animando a "degradar la política" porque siempre que ocurre "gana" la derecha, porque "la izquierda se desmoviliza" con el desprestigio de la clase política.
"LO QUE ESTÁ EN CRISIS ES EL MODELO EUROPEO"
Además, el alcalde ha recalcado que lo que ha entrado en crisis ha sido el modelo económico europeo, que "inducido por la política americana", ha introducido a la sociedad "en el mismo circuito de la usura internaciional que cualquier privado", lo que ha conducido además a que esté "en crisis el propio modelo europeo".
Por ello, ha abogado por buscar una "solución europea", en la que Europa deje de ser solo "el centro" del viejo continente y pase a ser "también el sur de Europa". A su juicio, ahora lo que hay que hacer es "terminar el proyecto europeo".
"Es más --ha agregado--, no cabe la demolición del edificio, eso es muhco peor, hay que seguir avanzando en la solución europea". España, ha dicho, "va a salir de ésta si se da un paso adelante".