Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Garicano pide a Bruselas relajar los objetivos de déficit sin cambiar el presupuesto para 2016

El responsable del programa económico y social de Ciudadanos, Luis Garicano, ha asegurado este jueves que ve posible un acuerdo con la Comisión Europea para dar a España más tiempo para cumplir con sus compromisos de reducción de déficit, si bien se ha mostrado contrario a enmendar los presupuestos generales de 2016, tal y como reclama Bruselas.
"No queremos hacer modificaciones presupuestarias, ni en una dirección ni en otra. Queremos empezar a trabajar cuanto antes en la implementación de las reformas que creemos que hay que hacer", ha declarado Garicano en Bruselas, a preguntas de la prensa sobre las posiciones que defenderá Ciudadanos ante la UE si forma parte del nuevo Gobierno.
El Ejecutivo comunitario evaluó en noviembre pasado los presupuestos de España para 2016 y concluyó que existe "riesgo de incumplimiento" de los objetivos de reducción de déficit y emplazó al nuevo Gobierno que surja a presentar unas cuentas enmendadas cuando asuma el poder.
Garicano considera que la senda marcada para España "no es errónea", pero apuesta por cumplir los objetivos "caminando lentamente" y no con "reversiones dramáticas" como la subida de impuestos. "No vamos a hacer eso", ha zanjado.
El representante económico de Ciudadanos ha pronunciado una conferencia en la sede del Parlamento Europeo para presentar las posiciones de su grupo y también ha aprovechado su viaje para mantener encuentros con representantes de las instituciones europeas, incluidos miembros del equipo del comisario de Asuntos Económicos y Financieros, el socialista francés Pierre Moscovic.
En estos contactos, Garicano ha querido trasladar la seriedad de los planteamientos económicos de C's y de su voluntad de "seguir los procedimientos" que establece el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, al tiempo que ha pedido buscar un "punto de encuentro" para flexibilizar los tiempos.
"Se trata de llegar a un acuerdo y encontrar las posiciones flexibles que favorezcan a todos", ha insistido, para después explicar que Ciudadanos sugiere que "se convierta en objetivo" de déficit público para 2016 el 3,6% que estima la Comisión Europea, y no el 2,8 % comprometido con la UE. "Creemos que se puede cumplir", ha justificado.
El representante de C's ha mostrado, además, cierta "preocupación por la credibilidad" de España, consecuencia, a su juicio, de que "se han hecho las cosas sistemáticamente mal" desde el inicio de la crisis.
En cuanto a las consecuencias de la inestabilidad que transmite el retraso en la formación de un Gobierno en España, Garicano ha concedido que podría tener "consecuencias" económicas, pero ha destacado que las cifras de la economía española "no se ve" ese efecto.
Preguntado por si cree que el proceso llevará a unas nuevas elecciones, Garicano ha considerado que "no serían lo adecuado" para el país y ha incidido en que los españoles han dado un mandato "evidente" a los partidos políticos para que se "entiendan" entre sí.
En este sentido, ha dicho que "podría" haber espacio para el diálogo entre Podemos y C's, pero ha advertido de que pese a coincidir en "parte del diagnóstico" de los problemas de España, los dos partidos se alejan a la hora de proponer "soluciones".
El eurodiputado de Ciudadanos Javier Nart, que ha acompañado en su ponencia en la Eurocámara, ha expresado el compromiso de su partido con unas "cuentas realistas, no cuentos" y por una "regeneración radical" del Estado, aunque, ha dicho, antes "que hacer la autopsia a un muerto, preferimos curarlo".