Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Garzón (IU) afirma que el pacto en Andalucía sale "reforzado" y que su "valor político" se verá en las próximas semanas

El diputado nacional dice que la coalición "no ha cedido al ultimátum y al órdago" del PSOE-A porque "se debe" al programa acordado
El diputado nacional de Izquierda Unida Alberto Garzón ha sostenido este lunes que el acuerdo entre PSOE-A e IULV-CA en el Gobierno andaluz ha salido "reforzado", ya que "la resolución de la crisis ha devuelto al pacto su sentido original". No obstante, ha matizado que "el valor político" del mismo "será demostrado" en las próximas semanas y meses "para ver si hay voluntad por parte del PSOE-A de querer mantenerlo en las circunstancias actuales".
Garzón, quien ha opinado que la actuación del PSOE-A y de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha sido "prácticamente de esquizofrenia política", ha defendido que IU "no ha cedido al ultimátum y al órdago planteado por los socialistas porque se debe al pacto y al programa aprobado".
Ese pacto de gobierno, ha argumentado, "era lo que estábamos protegiendo", y es lo que, a su juicio, "ha salido reforzado porque es lo que se ha mantenido". "Si el PSOE decide retomar otro camino, pues ese será otro terreno de juego", ha apostillado.
Sin embargo, Garzón, quien ha asistido en Málaga a un acto para conmemorar el día de la República, ha considerado que, aunque la salida que se ha dado a la crisis de gobierno ha puesto de relieve que la actuación de IU era legal, "no es un triunfo de Izquierda Unida", sino de "lo que estaba establecido antes". "El pacto es lo que ha salido reforzado porque es lo que se ha mantenido", ha reiterado.
Así, ha opinado que sería "erróneo" interpretar la situación como "una cuestión de liderazgos individuales". "No creo que aparezcan más o menos reforzados los partidos políticos", ha comentado, asegurando que "a IU no le preocupa el ego de diferentes personalidades".
Garzón ha evitado referirse a que, tras esta crisis, haya una falta de confianza entre los socios de gobierno; no obstante, ha señalado que "es natural que cuando una presidenta decide utilizar el boletín oficial como si fuera su diario personal para hacer garabatos políticos y negociar con su socio, ahí hay un elemento novedoso de desconfianza hacia nosotros".
"NO DEBEMOS LEALTAD A DÍAZ"
"No podemos pensar que la política se haga así, y lo que nos preocupa es que se pueda seguir haciendo política", ha señalado, a la vez que ha advertido de que "no tenemos ninguna confianza extra en Susana Díaz, es que no le debemos lealtad a Susana Díaz, le debemos lealtad al pacto de gobierno y a lo que queremos realizar". "No somos el PSOE, somos IU, y nos debemos al programa de Izquierda Unida", ha dicho.
Sobre la posibilidad de que la crisis se haya cerrado en falso y de que se produzca una ruptura antes de que acabe la legislatura, el diputado nacional ha afirmado que IU mantiene "el compromiso que firmó en su momento" y, con ello, la intención de llevar a cabo las políticas acordadas hasta final del mandato.
"Si el PSOE pretende torpedear en el futuro el pacto de gobierno, pues será otro terreno de juego y otras circunstancias que habrá que valorar en su momento", ha matizado.
Ha señalado que se ha percibido por parte del PSOE-A "que había cierta intención de crear una tensión innecesaria". "Hemos visto una situación poco común en los gobiernos, que es aplicar un decreto, negociar con el socio a través de él, y al día siguiente retirarlo", ha criticado.
UNA CRISIS "INNECESARIA"
En palabras del diputado de IU, quien, en su cuenta personal de Twitter, ya acusó a Díaz de estar "liquidando" el pacto con IULV-CA con la "excusa" del realojo de las familias de la Corrala Utopía de Sevilla, ha vuelto a insistir en esta idea, criticando que el acuerdo de gobierno "fue tocado cuando la presidenta elaboró un decreto que modificaba de facto el pacto, que delimitaba las competencias con mucha exactitud".
En esta línea, Garzón ha afirmado que la decisión del PSOE-A de retirar "unilateralmente" las competencias a la Consejería de Fomento y Vivienda "es entendida como un intento de romper el pacto y, de hecho, es romperlo de facto" al cambiar las condiciones del mismo cuando fue firmado".
Garzón ha manifestado en varias ocasiones que lo sucedido ha sido "una crisis innecesaria", y que la salida que se ha dado a la misma "lo demuestra" porque "estamos igual que el día antes de que se tomara esa decisión por parte del PSOE-A", que tiene más que ver, según ha afirmado, "con estrategias propias del PSOE que con la política con mayúsculas".
Por eso, ha asegurado, IU va a continuar "como antes de que esto ocurriera, haciendo la misma política". "Seguimos trabajando porque hemos demostrado, sobre todo en materia de vivienda, que se pueden poner palos en las ruedas a las políticas de la 'Troika' y del Gobierno del PP", ha sostenido.
De esta forma, ha explicado Garzón, "IU es fiel a sus principios y al programa pactado con el PSOE-A, y no a determinadas estrategias de Susana Díaz", recordando que en el acuerdo de gobierno "aparecían muy claramente estipuladas cuáles eran las competencias de IU y las medidas que podía tomar".
Por último, también ha defendido que la Consejería de Fomento y Vivienda, dirigida por Elena Cortés (IU), ha actuado "conforme a la legalidad" en el realojo de las familias de la Corrala Utopía de Sevilla, y que, de hecho, la resolución de la crisis de gobierno ha puesto de manifiesto esta legalidad.
"Lo hemos aplicado todo conforme a la ley aplicando las medidas necesarias para que nadie se quede en la calle, y vamos a seguir haciéndolo así", ha reiterado.
Respecto al PP-A, Garzón ha afirmado que "lo que apena" es que los 'populares' en el Ayuntamiento de Sevilla "con 500 viviendas vacías", y la entidad financiera Ibercaja, propietaria del edificio ocupado por las familias de la corrala, "hayan salido de rositas en una situación en la que tienen la mayor parte de la responsabilidad al no atender a las familias que lo están necesitando".